La «Melodía Nokia» y Francisco Tárrega

En la imagen de portada vemos al gran guitarrista español Francisco Tárrega junto con el primer móvil de Nokia que hizo famosa su melodía, porque ambos están unidos por aquella musiquilla que hacia reconocibles a los móviles de la marca finlandesa y que se denominada «Melodía Nokia» (Nokia Tune).

En la década de los años noventa del pasado siglo, hubo una empresa que alcanzo el liderazgo indiscutido en el mercado de los teléfonos móviles. Era la multinacional finlandesa «Nokia Corporation» fundada en 1865 por Knut Fredrik Idestam y Leo Mechelin. Eran los tiempos de aquellos teléfonos tradicionales, conocidos en el argot de la tecnología como ‘feature phones’ en la que los móviles eran fuertes como una roca, simples de manejar y con baterías tan duraderas que parecían eternas. Aquella marca finlandesa nos evoca la época en la que sus teléfonos celulares eran los reyes del mercado pero “murió de éxito ” porque no supo advertir los cambios que vendrían después con la nueva generación de los ‘smartphones’ liderada por Apple y Google.

¿Cómo sabíamos en los últimos años de aquella década que una persona poseia un teléfono de la marca Nokia? Pues solo bastaba escuchar el sonido que salía de su aparato al encenderlo y su característico tono de llamada. Era la «Melodía Nokia» (Nokia Tune), una musiquilla que en sus buenos tiempos podía llegar a sonar más de 1.800 millones de veces al día que son, nada más y nada menos, que unas 20.000 veces por segundo.

Tono de llamada de Nokia. Imagen: IMSLP

La notación musical de aquella famosa «Melodía Nokia» es una una composición MIDI con trece notas, escritas en clave de sol y en compás de 3/4 y cuyo origen está sacado de los compases 14 a 16 de una pieza de guitarra solista escrita a principios del siglo XX (concretamente en 1.902) con el nombre de ‘Gran Vals‘ compuesta por un guitarrista español llamado Francisco de Asís Tárrega Eixea

La historia de la creación de esta «Melodía Nokia» está asociada a un ejecutivo de aquella empresa finlandesa llamado Anssi Vanjoki, que llegó a ser Vicepresidente Senior para Europa y África. Tuvo que tuvo que dimitir de su cargo en el año 2010 por no saber ver venir a tiempo que los smartphones serian más importantes que los featured phones de Nokia lo que ocurrió en solo tres años, y de ostentar el primer puesto entre los fabricante de móviles Nokia pasó a ocupar el décimo (y era solo el principio de su caída).

Anssi Vanjoki

Pero antes, y en los buenos tiempos de la marca, este ejecutivo consiguió para su empresa uno de sus mayores éxitos: el unir la marca Nokia con un sonido reconocible de música clásica, y la misma fue aquel ‘Gran Vals‘ de Tarrega como fondo de los anuncios de sus móviles, La elección no fue un capricho sino algo muy bien pensado ya que no se podía usar cualquier melodía sin pagar sus derechos de autor y obtener las autorizaciones pertinentes, salvo que el compositor de la misma llevara muerto largo tiempo, en cuyo caso la pieza podría estar exenta de estas exigencias.

Las leyes de copyright en cada país europeo eran diferentes pero se habían ido adaptando a un modelo standard a partir del Convenio de Berna para la Protección de las Obras Literarias y Artísticas firmado el 9 de septiembre de 1886, en Berna (Suiza) y completado y revisado en varias ocasiones, siendo enmendado por última vez el 28 de septiembre de 1979. En su artículo 7.8 establecía que el plazo de protección sería el establecido por la ley del país en el que la protección se reclamase y en España- lugar de la creación de aquel ‘Gran Vals‘ de Tárrega este derecho estaba recogido por una Ley de Propiedad Intelectual que fijaba un plazo de protección para las obras musicales que duraría toda la vida de su compositor y hasta ochenta años tras su muerte. Terminados esos plazos sus creaciones pasarían a ser de dominio público y pertenecerían a la humanidad en su conjunto.

El ‘Gran Vals‘ pertenecía a un compositor llamado Francisco Tárrega, y en la fecha en que Anssi Vanjoki decidió usar aquella música (1993) ya llevaba 84 años fallecido porque había muerto el 15 de diciembre de 1909. Por tanto su obra era de dominio público y Nokia no tendría que pagar nada por la misma ya que no se infringía ningún derechos de autor.

Anuncio de Nokia de 1993 utilizando el «Gran Vals»

Se hizo pues un spot televisivo con aquella música de Tárrega pero para llegar a la creación del famoso tono conocido como «Melodía Nokia» que la empresa elegiría para su línea de teléfonos celulares hay que hacer un poco de historia.

Los primeros intentos de convertir el sonido del teléfono en música, se remontan a mediados de siglo XX cuando en los laboratorios de la compañía Bell se empezó a investigar la forma de variar el sonido de los teléfonos fijos pero fue entre los años 60 y 70 del pasado siglo, cuando empezó una batalla por la desregulación de la industria telefónica porque Bell tenía un monopolio en todo lo referente a la telefonía y sus accesorios.

En 1968, la Comisión Federal de Comunicaciones dictaminó que un equipo no fabricado por Bell podia usarse para conectarse a un sistema telefónico. Fue la autorización para un dispositivo que se llamaba Carterfone, y que conectaba una línea telefónica con un sistema de radio bidireccional privado pero esta decisión regulatoria también abrió la puerta a la entrada de otros dispositivos novedosos de telefonía como el Tele-Tune, un aparato producido por Interconnect Telephone de Canadá alrededor de 1981 que creaban tonos de llamada novedosos.

Al comienzo de la telefonía móvil todos los fabricantes de teléfonos celulares habían intentado resolver el problema de los sonidos de sus termínales con chips de hardware que costaban mucho dinero. Era costoso incorporar sonidos atractivos a los aparatos pero el avance surgió cuando un músico, productor e inventor inglés llamado Thomas Morgan Robertson– cuyo nombre artístico era Thomas Dolby– se topó con el espacio de los tonos de llamada

Thomas Dolby

Y todo fue gracias a un software que su compañía, Beatnik, creó. Se trataba de un sintetizador de tonos que trabajaba de forma similar a esos complementos web llamados Flash y Java que funcionaba muy bien en teléfonos celulares simplistas como los Nokia. Conocido como el «motor Beatnik» resulto ser la solución de software al problema de los sonidos monofónicos de aquellos ‘feature phones‘. Con el mismo se lograba agregar más capas de profundidad a los tonos que salían de los terminales y gracias a aquel motor de audio se podían descargar muy rápidamente unos archivos MIDI, en los teléfonos. Habían nacido sonidos de gran fidelidad: los politonos, que derivaron en una industria que solo en Europa todavía mueve más de 750 millones de euros al año aunque hay signos de que este mercado empieza a enfriarse.

La solución de Dolby era tan efectiva que todas las principales compañías de telefonía celular licenciaron su software y Nokia fue quien primero se benefició de aquel invento- con mucho éxito todo hay que decirlo- porque Anssi Vanjoki, decidió hacer un tono con aquel ‘Gran Vals‘ de Tárrega y los desarrolladores de la empresa finlandesa tomaron los compases 14 a 16 del mismo para crear la celebérrima «Melodía Nokia»

Esta melodía ya había sido utilizada por la marca en diferentes anuncios de televisión y a lo largo de la década de los años noventa del siglo pasado, empezo a formar parte de las diferentes versiones de los móviles Nokia que fueron saliendo. En 1992 se utilizo un trozo de tres segundos en el Nokia 1011 con el nombre de sintonía Type 5. Dos años después, en 1994, apareció el Nokia 2110 que como novedad frente a otros modelos de la marca también traía otros 30 tonos de llamada diferentes. Este movil triunfó de tal manera que la compañía que esperaba vender unas 400.000 unidades del mismo acabó vendiendo más de 20 millones.

Nokia 2110 . Fuente: Nokia Collection

En estos primeros celulares aquel tono ya aparecía identificado como ‘Gran Vals’ y se incorporó al mismo como la variante de tono conocida como Type 7.

En el siguiente vídeo puede oírse la obra completa de aquel ‘Gran Vals‘ de Tárrega y si escuchamos con atención se puede apreciar cómo a partir del segundo 14 suena la famosa «Melodía Nokia». Ambos sonidos son identicos excepto por la nota final ‘la’ que en la guitarra está una cuarta más abajo.

En años sucesivos este tono se fue incorporando a la mayoría de los teléfonos de la compañía finlandesa y cuando se llegó al Type 13 aquella musiquilla se había convertido en un audio tan común que, en 1998, Nokia decidió cambiar su nombre por ‘Melodía Nokia’, para identificar la marca con el sonido que también se podía escuchar en sus anuncios comerciales desde 1993.

De esta manera Anssi Vanjoki, sin pagar nada reclamó aquel tono como sonido registrado, y logró una música muy acorde con la época no solo en lo que a la publicidad se refiere, sino uniendo el sonido de la televisión con el del celular. El sonido ha ido evolucionando con el tiempo desde 1994 a la actualidad cómo puede verse en el vídeo siguiente:

Si esta historia hubiera ocurrido en los Estados Unidos y a partir de 1.998 con aquella Ley de protección de Mickey Mouse aprobada por Bill Clinton la obra de Tárrega no habria pasado al dominio público hasta el año 2019 y el «Nokia Tune» no habria existido porque de haberse implantado en España los herederos de Francisco Tárrega, nadarian en una piscina de dolares como el Tio Gilito pero- francamente – no creo que a este gran compositor le importase mucho (si viviera) el que lo asociaran a la creación de la musiquilla de Nokia.

Francisco Tárrega retratado por Vicente Castell (1904). Fuente:Wikimedia

Porque estamos hablando de uno de los mejores guitarristas de la historia y un compositor cuya obra supuso un punto de inflexión en la composición guitarrística hasta el punto de que muchos lo consideran como “el padre de la guitarra moderna”. Hablar de Francisco Tárrega supone hablar de uno de los grandes tótems de la guitarra clásica y de la historia de la música española. Nunca fue un hombre apegado a la fama y escogió la vida de músico libre, aunque ayudó a colocar a la guitarra clásica entre los instrumentos de concierto.

La guitarra de Francisco Tárrega. Fuente

La guitarra que Francisco Tárrega manejaba no era una guitarra cualquiera sino una creación de Antonio de Torres Jurado, el lutier que transformó la antigua guitarra clásico-romántica (más pequeña de tamaño) en la guitarra española tal y como la conocemos hoy en día. Ampliando el tamaño de la caja de resonancia y añadiendo unas cuantas innovaciones técnicas en su construcción, Antonio de Torres creó un molde que permanece vigente en nuestros días.

Tristemente Francisco Tárrega no es conocido hoy en día con la gloria que se merece y tan solo en Villarreal de los Infantes (Castellón) (hoy Vila-real) lugar donde nació el 21 de noviembre de 1852 se le recuerda con auténtico cariño.

Casa natal de Francisco Tárrega. Fuente: fotos.vila-real.com

Monumento a Tárrega con motivo del 150 aniversario de su nacimiento. Fuente: fotos.vila-real.com

Y todos los años en el mes de Diciembre, esta ciudad de Vila-real celebra la Semana Tárrega un evento anual que organiza el Instituto para el Desarrollo Musical (IDM), con el respaldo del Ayuntamiento en el que participan grandes solistas de guitarra internacionales y en donde se puede escuchar la obra completa del maestro

Escribir sobre su vida sería muy extenso y para conocerla bien remito al lector a este magnífico artículo de Pablo F. Cantalapiedra en Digital Melómano titulado «Una lágrima por Francisco Tárrega » porque la historia es caprichosa y todo el mundo conoce la «Melodía Nokia» pero no a Francisco Tárrega

Fuentes:

Tedium. pThe Polyphonic Screed

Wikipedia. La melodía Nokia

Desmontando mitos: el triángulo de las Bermudas

El Triángulo de las Bermudas original es un área geográfica situada entre las islas Bermudas, Puerto Rico y la ciudad estadounidense de Miami. Al unir estos tres puntos con una línea imaginaria se forma un triángulo equilátero de 1,1 millones de km² que desde hace más de 70 años ha sido protagonista de historias de desapariciones misteriosas de navíos y aeronaves y de actividades extrañas en los radares de aviones y barcos. Su historia se origina con la saga del Vuelo 19 (Flight 19), una de las desapariciones más misteriosas de la historia de la aviación.

El 5 de diciembre de 1945 a las 2:10 pm cinco aviones Avenger despegaron de la Estación Aérea Naval (NAS) de Fort Lauderdale en Florida para una sesión de entrenamiento de rutina. En un día claro su ruta del vuelo era la de volar sobre el Atlántico hacia el este y realizar un bombardeo a baja altura en los bancos de arena de Hen & Chicken, para continuar 140 kilómetros, realizar un giro al norte y recorrer otros 140 kilómetros, finalmente en una última maniobra, pondrían dirección al sudoeste y tras volar otros 220 kilómetros, volverían a su base pero nunca regresaron. El informe final de la Marina de los Estados Unidos mencionó “Razones desconocidas” al citar la causa de la desaparición de este vuelo

No solo eso sino que un avión de rescate con 14 hombres a bordo que fue enviado en su búsqueda también desapareció inexplicablemente y hay una extensa lista de barcos y aviones perdidos en esa zona aparentemente sin ninguna explicación.

Esto dio pie a que el escritor Vincent Gaddis en la revista sensacionalista Argosy acuñase el término “Triángulo de las Bermudas” en 1964

Y Charles Berlitz, un lingüista que no conocía el método científico ni en fotografía, se queda sin empleo en la empresa de su abuelo-la famosa cadena de academias de idiomas Berlitz– y a los 60 años de edad pescando historias de acá y de allá publicó su exitoso libro de 1974 “The Bermuda Triangle.” (El triángulo de las bermudas) en el que sostenía que los barcos y aviones avistaban luces extrañas antes de desaparecer. Fue un libro convertido en un best seller y adoptado por la cultura popular como un documento verídico. La obra vendió 14 millones de ejemplares y se tradujo a 22 idiomas y en la misma el señor Berlitz muy aficionado a todo lo paranormal llego a afirmar cosas como que la Atlántida era real y estaba conectada a este triángulo de alguna manera.

Tras este libro en los años, se empezaron a fabricar las más peregrinas teorías para explicar este misterio y algunos escritores se unieron a las ideas de Berlitz sugiriendo que una mítica ciudad atlante podría estar en el fondo del mar, usando sus poderes para hundir barcos y aviones. Hay otras sugerencias más fantasiosas que incluyen portales de tiempo (una grieta en la estructura del espacio-tiempo en esta zona) o bases alienígenas submarinas.

Larry Kusche

El misterio fue resuelto en 1975 por un periodista llamado Larry Kusche que se hizo la pregunta más básica: ¿hay realmente algún misterio que explicar? y obtuvo una respuesta muy simple: no hay ningún misterio en estas extrañas desapariciones. Este bibliotecario de la Universidad de Arizona descubrió que todos los datos sobre desapariciones en aquel lugar estaban exagerados o eran cifras falseadas, y publicó un libro titulado : “The Bermuda Triangle Mistery- solved” que es todo un catálogo de las trapacerías de Berlitz. Por ejemplo el carguero Stavenger (al que hace desaparecer en 1931) nunca existió, el buque alemán Freya y el carguero japonés Raifuku Maru que él situaba en el Triángulo fueron navíos que naufragaron respectivamente en el Pacifico y en el Atlántico Norte, otros barcos- supuestamente perdidos en este Triángulo- fueron hundidos en acciones de guerra como el Proteus y el Nereus en 1941 y algunos otros fueron víctimas de tormentas -como el Cotopaxi en 1925 y el Sandra en 1950.

Hay un segundo libro de este autor titulado: “The disappearance of Flight 19” (1980) que demuestra que fue un cúmulo de infortunios lo que llevó a la muerte, el 5 de diciembre de 1945, a la tripulación de aquella patrulla de aviones torpederos mientras volaban sobre el mar para adiestrarse por fallos en la orientación y referencias.

Resumiendo, la posible causa causa de la desaparición de embarcaciones y aviones en esta zona puede estar en el singular oleaje que se genera en este punto. “Hay tormentas al sur y al norte que se unen, y si a eso sumas otras que provienen de Florida, todo ello crea una formación potencialmente mortal de olas rebeldes. Son empinadas y altas, y hemos llegado a medir olas de más de 30 metros“, ha indicado el Dr. Simon Boxall de la Universidad de Southampton. Recientemente un grupo de científicos de esta universidad realizó una serie de experimentos en laboratorio para recrear olas gigantes de 30 metros de altura y reconstruyeron también una réplica del barco estadounidense USS Cyclops que desapareció misteriosamente en el Triángulo de las Bermudas en 1918 con 300 personas a bordo.La simulación de olas gigantes derribó con facilidad la nave de la prueba

Por consiguiente las “desapariciones misteriosas” inventadas por las teorías de Charles Berlitz sobre lo paranormal de este Triángulo están plagados de errores, equivocaciones y teorías no científicas y esta región no tiene un número de desapariciones mayor que otras de similares características, de otras partes del globo terráqueo como las del paralelo 36 en su latitud Norte (Bermudas, Alborán, Afganistán, del Diablo e islas Aleutianas) y en su latitud Sur (Argentina-Patagonia, costa oriental de África, Índico, entre Nueva Zelanda y Australia y al sur de la isla de Pascua). El número de accidentes de avión y hundimientos de barcos, en todas estas zonas es el “habitual”, estadísticamente hablando y diariamente cientos de aviones de línea vuelan sobre el triángulo de las Bermudas a diario. En realidad son aguas peligrosas, pero no hay ningún misterio en el mismo

En España también tenemos nuestro Triángulo de las Bermudas con su paranoia habitual. Se encuentra en un área delimitada por el peñón de Ifach (Calpe en Alicante), la costa suroeste de Mallorca y el islote de Es Vedrà en Ibiza. Son muchas las leyendas que aseguran que las aves se desorientan al volar sobre esta franja de mar y que hablan de embarcaciones que se perdieron en sus aguas. De sus tres vórtices al de Es Vedrà al que se le atribuye mayor poder telúrico supuestamente adquirido cuando se desprendió de Ibiza, con la que conformaba una única isla hace algunos millones de años

Los magufos empiezan cuando en 1.850 un religioso carmelita llamado Francisco Palau y Quer en un retiro místico en Es Vedrà aseguró haber vivido experiencias paranormales y haber sido testigo de apariciones de «damas de luz y seres celestiales» (no sabemos que se tomaba este hombre en su soledad) pero el caso más sonado y mediático de todos es el llamado Caso Manises en el que el vuelo JK-297 con 109 pasajeros, que volaba de Mallorca a Canarias solicitó realizar un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto de Manises (Valencia) alegando ser perseguido por «varios puntos de luz roja, que subían y bajaban de una forma no convencional y se desplazan a una velocidad endiablada, desconocida en cualquier avión convencional».

Una vez en tierra, el capitán contó que aquel objeto volador no identificado había comenzado a seguirles cuando estaban sobrevolando la isla de Ibiza, justo la misma zona donde un año antes un barco butanero afirmaba haber visto también una lluvia de más de cincuenta ovnis: «Aparecieron ante nosotros unas luces de color amarillento, como de bengalas, que no permanecían estáticas», señaló el capitán de aquel buque.

La prensa española se hizo eco de aquel incidente

Aquel piloto se llamaba Javier Lerdo de Tejada, ( lo de lerdo es una curiosa coincidencia) y se puso muy nervioso al ver aquellas misteriosas luces. Recordemos que en 1979, la creencia en los ovnis estaba en España en su máximo esplendor y cuando contactó con la Torre de Control del Aeropuerto de Barcelona, los controladores no hicieron nada para tranquilizarle y tuvieron parte de culpa de que el Ejército tomara cartas en el asunto. A eso se sumó un error de interpretación de una señal en un radar que hizo pensar que aquellas luces eran, en efecto, algo material pero las mismas eran solo las llamaradas de la refinería de Escombreras (Cartagena) que, debido a unas condiciones atmosféricas muy concretas, eran visibles a mucha más distancia de lo habitual.

Al final, no hay necesidad de invocar a portales de tiempo, Atlantis o bases extraterrestres El misterio de todos los Triángulos de las Bermudas tiene una explicación mucho más simple: investigación descuidada y noticias sensacionalistas.

Fuentes:

Livescience

Blog elmundo

La caída del imperio maya

La cultura maya estuvo formada por un grupo étnico de guerreros, eruditos, sacerdotes y agricultores que se expandió en Centroamérica en un territorio que abarcaba 400.000 kilómetros cuadrados teniendo como límites el Golfo de México y el Mar de Antillas donde hoy en día se encuentran parte de México, Guatemala, El Salvador, Belice, Honduras, Nicaragua y Costa Rica

Territorio ocupado por los mayas que abarca desde el sur de México a los países que constituyen Centro América.

El pueblo maya nunca fue un imperio como los aztecas en México o los incas en los Andes sino una serie de ciudades-estado independientes que estaban unidas por similitudes culturales de lengua, religión y comercio. Cada una de estas ciudades estaba gobernada por su propia nobleza dinastica, y todas compartian la misma herencia cultural y religiosa. Algunas de ellas como Palenque, Uxmal, Chichén Itzá, Quiriguá, Copán y Tikal se hicieron tan grandes y poderosas que fueron capaces de conquistar a otras ciudades y controlarlas política y militarmente.

El templo principal de Tikal.
Foto: Wikimedia Commons

También desarrolló una cultura que debió de comenzar hacia el año 1800 a.C y que alcanzó su mayor cenit y esplendor durante su llamada “época clásica” que abarca los siglos III y IX, un periodo en el que Europa vivió un período de oscurantismo y su viejo idioma aún puede oírse en muchas comunidades indígenas nativas de Guatemala como el K’iche’, Kaqchikel, Tz’utujiil, Mam, Yucateca, Q’anjob’al y principalmente por el pueblo Ch’orti’ que habita un vasto territorio del Oriente de Guatemala, El Salvador y Honduras. Esta lengua maya moderna desciende del viejo idioma de los mayas ha permitido con su estudio avanzar mucho en el entendimiento de su cultura.

Una cultura que fue plasmada en unos códices que suelen estar plegados en forma de acordeón con sus hojas separadas por medio de líneas rojas horizontales y que se leen de derecha a izquierda. Los mismos servían a sus sacerdotes para predecir el futuro y establecer los días adecuados para emprender determinadas actividades como tejer o cazar. Cuando se intentó entender este lenguaje escrito allá por el siglo XVIII los primeros investigadores no entendieron su significado y los llamaron ‘jeroglíficos’ ya que había similitudes con el antiguo sistema de escritura inventado por los egipcios hasta que se descubrió que esta escritura maya no tiene ninguna relación con la egipcia sino que se basa en un sistema silábico combinado con ‘glifos idiográficos’ aparte de disponer de un sistema de abecedario para deletrear las palabras

Alfabeto maya
Numeración maya. Fuente Wikipedia

Porque los mayas usaban las vocales a, e, i, o, u. con una pronunciación similar a la del castellano actual pero desarrollando símbolos para la mayoría de las consonantes cuando estas iban acompañadas de una vocal. Es decir que sílabas como cha, che, chi, cho, chu; la, le, li, lo, lu; ma, me, mi, mo, mu; ta, te, ti, to, tu; etc. tienen sus propios ‘glifos

Glifo maya

Con este sistema cuando necesitaban una sílaba que terminara en una consonante como ‘tab’ usaban las glifos de las sílabas ‘ta’ y ‘ba’ y los leían sin pronunciar la ‘última a’. Se trata de un sistema de escritura con pictogramas, glifos y representaciones fonéticas en la que unas combinaciones de ‘glifos’ significan sílabas (silabogramas ) y otras significan palabras enteras, (logos o logogramas). Hasta el momento se han descifrado unos 250 silabogramas y otros 500 logos y se ha podido entender muchas de sus ideas y hechos.

El soporte usado para escribir estos códices fue una forma de papel que ellos desarrollaron en los inicios del siglo V al que llamaban huun y que se obtenía mediante un proceso de remojado y machacado de fibras de higuera a las que luego añadían una capa delgada de cal o estuco para darle tersura. Sobre este material escribieron usando unos pinceles de pelo de conejo de diversos grosores. Usaban colores de origen mineral disueltos en agua, creando así una tinta aguada parecida a la acuarela de carbón negro de hollín con rojos conseguidos con hematita (óxido férrico) y hermosos azules, verdes y amarillos.

Cuando los españoles llegaron al Yucatán en el siglo XVI todavía había miles de aquello “códices” que eran usados por los descendientes de esta poderosa civilización pero todos se han perdido y actualmente sólo nos quedan tres y una parte de un cuarto que son los que han sobrevivido hasta nuestros días. Los dos más importantes están ligados a la figura del conquistador Hernán Cortés que los envió personalmente a Madrid a la corte del Rey Carlos V, como un conjunto de “curiosidades” que él describía como “los libros que acá tienen los indios“.

El primero y el más bello de todos es el Códice de Dresde guardado en la Sächsische Landesbibliothek (SLUB), la biblioteca estatal de Dresde, Alemania, que posee 39 hojas de 20.5 x 9 cm pintadas en ambos lados y que alcanza desplegado una longitud de 3.5 m. La historia de este códice parte de cuando desde Madrid llegó a Viena, donde el Rey Carlos V tenía una de sus residencias donde fue redescubierto en el año 1739 por Johann Christian Goetze que dirigía la Biblioteca Real de Sajonia en Dresden en una colección privada, donándolo a esta biblioteca en el año 1744.

Y durante otros 70 años pasó inadvertido, hasta que en 1810 un destacado científico alemán llamado Alexander Von Humbolt lo dio a conocer en sus “Vues des cordillérres et monuments des peuples indígenes de l’Amérique” que incluía reproducciones de algunas de sus páginas. A partir de entonces se hizo muy famoso y en los siglos XIX y XX continuó siendo reproducido por distintas personas que visitaron la ciudad y que lo fotografiaron . Gracias a ello se conoce entero porque sufrió severos daños en 12 de sus páginas durante la Segunda Guerra Mundial, cuando la ciudad de Dresde fue bombardeada por los aliados

Páginas del códice de Dresde

En este códice se explican muchos detalles del calendario y del sistema numérico de los mayas y en el mismo hay secciones dedicadas particularmente a la deidad lunar, un calendario de Venus vinculado al sol y la luna. También en sus páginas 51 a 58 aparece reflejado la importancia y el profundo análisis que los mayas dieron a los eclipses de sol, ya que dispone también de un calendario para prevenir los eclipses. Las 74 páginas de este código se pueden descargar en este enlace

El segundo gran Códice que ha sobrevivido es el Códice Tro-Cortesianus o códice Madrid que se cree puedo ser elaborado a finales del siglo XV en la parte occidental de la península del Yucatán. Tiene 56 hojas pintadas por ambas caras, y en un principio ambas estaban separadas en dos secciones, conocidas como el Códice Troano y el Códice Cortesano pero finalmente fueron unificadas en el año 1888.

En este códice pueden verse almanaques, horóscopos y tablas astrológicas con temas diversos como las enfermedades, las cosechas y ritos para provocar la lluvia entre otros temas .

Páginas del Códice Tro-Cortesianus

Actualmente se encuentra en el Museo de América en Madrid y sus 112 páginas de este código se pueden descargar en este enlace

¿Por qué se han perdido aquellos viejos códices mayas? Todo se debe a la conquista española de aquellas tierras hecha en 1521 por aquel conquistador español llamado Hernán Cortés. Uno de sus compañeros llamado Pedro de Alvarado derrotó a los mayas en 1524 gracias a la ventajas que tenían sus tropas al disponer las mismas de caballos, armaduras de metal, espadas de acero y ballestas que devastaban las filas de los guerreros nativos. No fue eso lo peor sino que aquellos conquistadores españoles también les llevaron una serie de enfermedades como la viruela, la peste, la varicela, y las paperas para las que los mayas no tenían ninguna inmunidad y su población fue diezmada en más de un tercio entre los años 1521 y 1523.

Pedro de Alvarado (1485-1541)

Tras la conquista de las tierras mayas aquellos españoles también destrozaron su cultura. Alonso de Zorita escribió en 1540 que él mismo había visto multitud de códices mayas en el Altiplano de Guatemala que “narraban una historia de más de ochocientos años atrás y que le fueron interpretados por Indígenas muy ancianos” pero los celosos sacerdotes enviados desde España para evangelizar a aquellos nativos decidieron quemar todos aquellos códices- piezas claves para entender al mundo maya- provocando una de las mayores tragedias culturales de la historia.

Fray Bartolomé de las Casas (1484-1566 )

El mismo Fray Bartolomé de las Casas, aquel gran fraile dominico español, famoso por su defensa de los derechos de los pueblos nativos de las Américas se lamentó cuando descubrió que aquellos libros habían sido destruidos y escribió: “yo aún pude ver restos quemados de estos libros que fueron vistos por nuestros clérigos, como material que podrían dañar a los Indígenas en materia de religión, ya que se encontraban en el inicio de su conversión“. Los últimos en ser destruidos en la Península de Yucatán lo fueron en julio de 1562 por órdenes de Fray Diego de Landa y los de Tayasal en Guatemala, la última ciudad de América en ser conquistada por España fueron devastados en 1697.

Pero los españoles, en realidad solo terminaron con los últimos restos de aquella cultura porque la misma ya estaba en decadencia. Entre los siglos IX y X el pueblo maya había entrado en colapso en las tierras bajas centrales y grandes ciudades-estado como Tikal que durante más de 1.000 años, fue una de las ciudades más grandiosas del imperio Maya y hogar de más de 100.000 personas a mediados del siglo IX, fueron abandonadas.

El por qué colapsó aquella gran civilización maya ya fue anticipado por Jared Diamond en su libro “Collapse” de 2005 en donde presentaba la teoría de que una sequía prolongada, exacerbada por una deforestación desacertada, obligó a las poblaciones mayas a abandonar sus ciudades. Esa hipótesis finalmente ha sido confirmada por evidencias arqueológicas.

En un estudio realizado por investigadores de la Universidad Estatal de Arizona se analizaron datos arqueológicos de todo el Yucatán para alcanzar una mejor comprensión de las condiciones ambientales cuando el área fue abandonada descubriéndose que a una reducción severas de las precipitaciones se añadió una rápida tasa de deforestación de las zonas habitadas por los mayas. Todo debido a una causa concreta: los mayas quemaban y talaban sin control los bosques para obtener tierra para su agricultura.

Otro estudio geoquímico publicado en Nature Geoscience analizó la huella de carbono que la vegetación dejó en el suelo en las tierras bajas mayas y mostró que aquellas ciudades crecieron sin ningún tipo de control y que la tala de árboles a la que sometieron su entorno fue tan descontrolada que cuando llegó la sequía el medio ambiente que les daba de comer ya estaba dañado de manera irreparable.

También investigadores de la Universidad de Columbia aplicaron un modelo informático a la deforestación del Yucatán y realizaron simulaciones para ver cómo esto habría afectado a la lluvia. Sus conclusiones fueron que la rápida deforestación exacerbó una sequía ya severa y que la falta de cobertura forestal también contribuyó a la erosión y el agotamiento del suelo.Las selvas sufrieron un destrozo tan intensivo que aún hoy, más de mil años después, todavía no se han recuperado por completo.

La idea de los mayas contaminando su entorno hasta ser imposible el vivir en el mismo nos deja una inquietante analogía con la época actual ya que ahora sabemos que cada vez contaminamos más nuestro planeta por lo que la caída de aquella civilización es una oscura advertencia sobre nuestro propio futuro.

Fuentes:

Smithsonian Magazine

Gizmodo

Odisea 2008

El matasanos que dejó ciegos a Bach y Händel

La imagen de portada muestra a dos grandes genios de la música: Johann Sebastian Bach (izquierda) y Georg Friedrich Händel (derecha) que flanquean el retrato de un matasanos de su época: el Dr. Joannes Taylor, un pseudo-oftalmólogo inglés, que se hizo famoso por estar implicado en la ceguera de estos dos grandes compositores del Barroco.

Ambos músicos habían nacido con poca diferencia de tiempo en la zona de Brandeburgo-Prusia. Johann Sebastian Bach lo hizo el 31 de marzo de 1685 en Eisenach y Georg Friedrich Händel el 23 de febrero de 1685 en Halle, una ciudad situada a 189 kilómetros de Eisenach. Bach, fue un compositor que se elevó muy por encima de sus contemporáneos pero que en vida nunca pasó de ser un músico de perfil bajo que jamás viajó a más de cien kilómetros de su zona de nacimiento, en cambio Händel fue un compositor que alcanzó una enorme fortuna y que, como empresario, llego a labrarse un sólido  prestigio internacional

La admiración venía de Bach que idolatraba a Händel. Su mujer, Ana Magdalena, contaba cómo a él le encantaba transcribir durante horas las partituras de aquel músico y cómo siempre hablaba del mismo con verdadera devoción. Es más, siempre afirmó que Händel sería la única persona a la que desearía ver antes de morir pero fue un deseo que nunca pudo cumplir pese a que en 1719, realizó un viaje de unos 30 kilómetros desde Köthen su residencia entonces hasta Halle, la ciudad natal de Händel con la intención de conocerlo pero cuando llegó allí aquel ya había abandonado la ciudad. En 1730 su hijo Friedmann lo intentó de nuevo y volvió a viajar hasta Halle para tratar de invitar a Händel a visitar a la familia Bach que residía Leipzig a solo 44 kilómetros pero dicha visita tampoco se consiguió. Ambos compositores jamás tuvieron la oportunidad de darse la mano ni de gozar de una tertulia íntima.

Pero los dos tuvieron un punto en común que unió sus biografías y fue el que a ambos los operó en sus ojos el mismo cirujano. El causante de tal desaguisado fue un personaje británico llamado Joannes Taylor que ostenta la gloriosa hazañas de provocar la ceguera de estos dos compositores, los más importantes de su tiempo,

El noble oficio de médico siempre ha convivido con epítetos de carácter despreciativo y uno de ellos es el de ‘matasanos’ que-coloquialmente- se usa para definir al profesional que- sin saber su oficio- no solo no cura sino que causa daño y el mismo le cuadra a la perfección a aquel maldito curandero de nombre Joannes Taylor al que un famoso literato y crítico llamado Samuel Johnson definió con estas palabras : “es una muestra de lo lejos que la ignorancia es arrastrada por el descaro”.

Palabras totalmente ciertas, ya que en su fatua vanidad incluso llegó a posar en un retrato en el que muestra en una de sus manos el ojo de uno de sus paciente. No sabemos si lo consideraba ‘un trofeo’ porque aquel matasanos dejó ciegos a innumerables de sus pacientes .

Este espantoso personaje había nacido en 1703 en Norwich y pronto decidió establecerse como médico ambulante presumiendo siempre de estar al tanto de los últimos descubrimientos en la ciencia médica oftalmológica. Con un llamativo carruaje decorado con ojos ejerció su oficio por toda Europa, desde Portugal hasta Rusia, llegando incluso Persia, y se ofrecía a operar a la gente de cataratas y estrabismo. El ‘matasanosTaylor a ser objeto de caricaturas y sátiras teatrales, incluyendo la imagen siguiente sacada de la referencia a una ópera inglesa anónima de título ‘The Operator

Caricatura de John Taylor realizada en Florencia en 1770 por Thomas Patch

Porque aquel hombre operaba las cataratas de forma parecida a como se hacía en Mesopotamia y Egipto 3000 años antes. El paciente sentado y sujeto por uno o más ayudantes era atontado con opio y un ayudante sostenía a Mr. Taylor la cabeza del mismo mientras nuestro ‘matasanos‘ con una aguja-lanceta incidía en la pared del ojo, empujando el cristalino opaco hasta lograr abatirlo hacia el interior del ojo. A veces la suerte le sonreía y la catarata madura se hundía envuelta en su cápsula por lo que no ocurría mayor daño, pero lo más frecuente era que el núcleo del cristalino se sacase del saco capsular con lo que había altísimas probabilidades de facoanafilaxis, glaucoma secundario o uveítis, amén del riesgo de un desgarro de retina, hemorragia intraocular y endoftalmitis. Por si fuera nuestro curandero también utilizaba colonia como desinfectante ocular y esto producía un horrible dolor al paciente que cuando se quitaba la venda descubrían que tenía muy mala o nula visión. Estas complicaciones no afectaban a Mr.Taylor que ya había tenido unos días de margen para recorrer muchos kilómetros hasta otro pueblo en unas giras en las que iba dejando un reguero de damnificados ciegos a su paso.

Operación de cataratas

Pese a esta horrible cadencia de despropósitos el ‘matasanos Taylor’ fue un hombre con una gran labia, cultura y don de gentes consiguiendo ser una persona muy bien relacionada socialmente. Tuvo tratos con Albrecht von Haller, un médico, anatomista, considerado el padre de la fisiología moderna, con Herman Boerhaave, un médico, botánico y humanista neerlandés que tuvo una inmensa influencia en tres ramas del saber: química, botánica y medicina. También se relacionó con Giovanni Battista Morgagni, que es considerado como el médico que dio el primer paso para cambiar el punto de vista de la anatomía patológica moderna, con Jean-Louis Petit un cirujano francés, reconocido por ser el inventor del torniquete e incluso con Lineo, Metastasio y lo mejorcito de la nobleza y el clero de su época llegando a ser nombrado por el rey Jorge II de Inglaterra “cirujano ocular de la corte” y gracias a esta publicidad él pudo presentarse como “el Chevalier Taylor, oftalmiatra, médico real, pontificio e imperial”. También publicó numerosos tratados en múltiples idiomas sobre fisiología ocular, tratamiento de las cataratas y otras enfermedades oftalmológicas.

Johann Sebastian Bach cayó en la trampa de aquella fama. El compositor fue siempre corto de vista y sus amigos lo atribuían a que pasaba noches enteras estudiando, leyendo y transcribiendo música pero en realidad no sabemos con certeza cuál era la causa real de sus problemas visuales : tal vez cataratas, glaucoma crónico o retinopatía diabética ( en su famoso retrato de Haussmann lo vemos rellenito). Forkel, uno de sus primeros biógrafos, nos dice que terminó con dolor ocular y fue entonces cuando en marzo de 1750 quiso el destino de que arribara a Leipzig en donde vivía el charlatán Taylor con toda su parafernalia por lo que muchos amigos y familiares le insistieron en que se dejara examinar ‘por aquella eminencia inglesa’ a lo que el viejo músico accedió de mala gana.

Taylor diagnosticó cataratas y lo sometió a su ‘operación de los horrores‘ Tras está primera operación, al quitarse Bach las vendas aún veía menos que antes por lo que Taylor le dijo que se imponía una segunda operación, que el músico soportó. El resultado fue aún peor y quedó completamente ciego. En vista de esto nuestro ‘matasanos ‘ le aconsejó su habitual cuidado posoperatorio, que consistía en la aplicación directa en los ojos de una mezcla de bálsamo del Perú y agua caliente, colirio de sangre de paloma, sal quemada, y azúcar pulverizada, además de sangrías oculares y laxantes. Aquel tratamiento debió causarle una infección que-probablemente- contribuyó a su muerte ocurrida el 28 de julio de 1750.

El maestro Händel también era gordo, y un gran comedor y bebedor descomedido, con un temperamento iracundo. En febrero de 1751 (ya hacía 7 meses que Bach había muerto ciego) perdió indoloramente la visión de su ojo izquierdo mientras escribía en Londres su oratorio “Jephta” y así lo anotó en la partitura en que estaba trabajando.

Página de la partitura autógrafa del oratorio “Jephta” de G.F. Händel en cuya esquina inferior derecha aparece la anotación: “Biss hierher komen den 13. Febr. 1751 verhindert worden wegen relaxation des gesichts meines linken auges so relaxt” (“Hasta aquí este miércoles 13 de febrero 1751, incapaz de continuar debido al debilitamiento de la visión del ojo izquierdo”).

Probablemente aquello fue una neuropatía óptica isquémica anterior (NOIA) o un embolismo retiniano pero en agosto de 1752 Händel perdió también la visión del ojo derecho, sea por otra NOIA consecutiva en dicho ojo, por oclusión de arteria central o quizás por un ictus cerebral posterior. El diagnóstico del Dr. Samuel Sharp que inicialmente lo trató fue que padecía una ‘gutta serena’, que es un término usado para aludir a cualquier forma de ceguera sin signos externos de enfermedad.

Así es que ocho años después de cargarse a Bach, en agosto de 1758 Händel también cayó en las garras de nuestro ‘matasanos oftalmólogoDr. Taylor que le hizo una operación que- como de costumbre- no tuvo éxito y lo dejó completamente ciego. Händel aún pudo componer algunos coros y arias del oratorio Esther gracias a la ayuda de su amigo John Christopher Smith, y llegó a dirigir la última representación de El Mesías en el Covent Garden el 11 de abril de 1759, tres días antes de fallecer el 14 de abril de 1759 a los 74 años

A pesar de haber dejado ciegos a Bach y Händel, el ‘matasanos Taylor‘ siguió presumiendo de su buena formación como cirujano dedicados exclusivamente a las enfermedades oculares e incluso acuñó el término ophtalmiater, derivado del griego que significa “médico de ojos“. Era tal su soberbia que cuando él mismo comenzó a sufrir trastornos de la vista, en un dechado de inconsciencia decidió auto-operarse perdiendo por completo la visión y muriendo en la total obscuridad en el año 1772

Fin de la historia. La vida del ‘matasanos Taylor‘ me recuerda aquella teoría de “la osadía de la ignorancia” que en realidad se llama “Efecto Dunning-Kruger”, y que se basa en un estudio realizado en los años noventa por la universidad de Cornell que básicamente, viene a decir lo siguiente

Los incompetentes tienden a creer que son mejores de lo que son

Fuentes

Los grandes compositores. Tomo I. Salvat Ediciones, Pamplona, 1981

Zegers R. The eyes of Johann Sebastián Bach. Arch Ophthalmol

Miranda M. La enfermedad neurológica de Georg F Häendel. Rev Méd Chile.

Jackson DM. Bach. Häendel and the Chevalier Taylor. Med Hist. 1968

Tarkkanen A. Blindness of Johann Sebastian Bach. Acta Ophthalmol. 2013

Bäzner H. Georg Friedrich Händel: a case of large vessel disease with complications in the eighteenth century. Prog Brain Res. 2015

Trevor-Roper P. Chevalier Taylor–Ophthalmiater Royal (1703-1772). Doc Ophthalmol. 1989

Por la boca muere el pez

Esta conocida sentencia procedente del lenguaje marinero ha pasado a ser de uso cotidiano. Nos recuerda que tanto para los peces como para los seres humanos, el “abrir la boca más de la cuenta o a destiempo” entraña un serio peligro: al igual que el pez es atrapado al morder el anzuelo, la persona que habla en exceso termina siendo víctima de su propia verborrea. De hecho, según el académico Julián Marías, el refrán completo en castellano sería “por la boca muere el pez y el hombre por la palabra“.

Decir que la pandemia del COVID-19 ha sido gestionada por un gobierno de inútiles, ignorantes, incapaces, incompetentes, ineficaces, ineptos, torpes y obtusos no es más que el triste reflejo de la realidad de esta infección en España. Al día de hoy el Ministerio de Sanidad nos da una cifra de 27.459 fallecidos

y con el mayor descaro nuestro gobierno sigue sosteniendo que esto es una “pandemia global” que ha afectado a todos por igual y que en España, gracias a que fuimos los primeros en tomar medidas, se han salvado decenas de miles de vidas.

Solo hay que mirar el cuadro para darse cuenta de que España solo incluye los muertos confirmados por PCR y aún así obtenemos un ratio de 59 fallecidos por cada 100.000 habitantes. La tasa de Italia (que los contabiliza todos) es de 52,2, la de EE.UU 26,6 y la de China 0,3 pero la realidad es que ya andamos realmente por unos 40.000 fallecidos en España. Que estas personas han muerto está muy claro, pero otra cosas es “que se reconozca de manera oficial que esos fallecidos lo han sido por el COVID-19”.

Lo afirman los médicos, las funerarias y las familias pero el Gobierno los niega con contumacia feroz y con un argumento esperpéntico: “no se cuentan porque aunque tuvieran todos los síntomas no se les hizo el test”. Pero no se les hizo el test porque la autoridad ordenó que no se les hiciera, así es es que en realidad en España, con 47 millones de habitantes tenemos una tasa de mortalidad real en próxima a los 85,11 fallecidos por cada 100.000 habitantes. Ningún país del mundo se acerca a esa cifra.

Poco a poco, los países más afectados comienzan la desescalada de las medidas de confinamiento con leves aperturas y con la mirada siempre puesta en que el número de nuevos casos confirmados continúe a la baja pero como España según decía aquel famoso eslogan de los años 60 del pasado siglo XX “Es diferenteD. Pedro Sánchez nos anunció el pasado martes 28 de abril un plan de desescalada gradual, que durará al menos ocho semanas completamente distinto al que están haciendo los países de nuestro entorno

Y entre ese maremagnum de “fases” la polémica se ha centrado en la Comunidad de Madrid. La única a la que Sanidad ha decidido seguir anclándola en la fase 0 a pesar de que su tasa de nuevos casos de contagio es un tercio de la nacional. Este retraso supondrá unas pérdidas de 1.000 millones de euros en sólo una semana para esta Comunidad y el no pasar a la Fase 1, supondrá el equivalente a la destrucción de medio punto de nuestro PIB por la destrucción del tejido empresarial e inversiones.

Hay muchos parlamentarios nacionales y autonómicos y también mucha ciudadanía que sospechan que este rechazo a la petición y los informes del gobierno de Isabel Díaz Ayuso obedecen más a una “venganza política” que a una decisión meramente sanitaria pero yo hoy- por una vez- voy a darle un voto de confianza y a creerme que aunque existan indicios y actitudes para pensarlo el gobierno ha actuado con criterios estrictamente sanitarios para no dejar a esta Comunidad el pasar de fase.

Lo ha dicho el director del Centro de Coordinación de Emergencias Sanitarias, D. Fernando Simón, que ha explicado en rueda de prensa las razones por las que la Comunidad de Madrid no pasa a fase 1. Estas son sus palabras: “En el caso de que Madrid tenga un brote probablemente afectará a toda España“.

Pero lo que este tuercebotas no ha pensado es que el reconocer que si Madrid tuviera un brote probablemente afectaría a toda España es exactamente igual que decir: “ Nuestra manifestación del pasado día 8 de Marzo en Madrid contagió a toda España

La ministra de igualdad, Irene Montero (centro) durante la manifestación del 8-M. Fotografía: Santi Burgos

Aquel día en Madrid se hizo una marcha feminista con 120.000 participantes a pesar de que la ciudad cumplía desde al menos tres días antes las condiciones en las que la agencia de salud pública europea cuestionaba la conveniencia de celebrar estos actos e incluso desaconsejaba a la población el acudir a ellos. Existen sobradas sospechas de que aquella manifestación favoreció la propagación del COVID-19 y la mejor prueba es que se allí se contagiaron la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias, y la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, que dieron positivo en el test del coronavirus

¿Fue una imprudencia del Gobierno? ¿Había ya datos suficientes para prever lo que vendría después? ¿Se expuso a los asistentes a un riesgo innecesario? En Alemania ya se habían cancelado las manifestaciones y en Francia también se habían prohibido las concentraciones de más de 5.000 personas. Incluso en Italia aquel domingo su primer ministro Giuseppe Conted había confinado a toda la región de Lombardía y otras 16 provincias del norte del país. Pese a todo en España aquella marcha del 8 M en Madrid se permitió

Había ya datos que hacían presagiar malos augurios: el 14 de febrero se sabía que el contagio no tenía por qué ser directo y que una persona que no hubiese estado en China podía contagiarse de otra que sí había estado allí y esa persona podía- a su vez- contagiar a otra ( (propagación terciaria). El 24 de febrero la OMS había pedido a mundo que se preparase para una potencial pandemia y un estudio del 29 de febrero también había establecido que los síntomas se desarrollan entre 2 a 14 días después de la exposición.

Todos estos datos eran ya públicos, así como las recomendaciones de la Agencia de la Salud Pública Europea a La Moncloa a través del Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC). Madrid no reunía las suficientes garantías para celebrar eventos como el del 8-M. Así es que muchas gracias don Fernando por confirmarnos lo que ya sabíamos. Su gobierno fue el responsable del disparo de la pandemia por aquella manifestación del 8-M en Madrid.

A estas alturas, señor Simón Vd. ya debería saber que los peces van nadando por el mar y que de repente si ven un gusanito o una gambita, su instinto es el de abrir la boca para comérselo con lo que.. ¡oh sorpresa! no caen en que detrás de ese gusanito o esa gambita hay un anzuelo que pertenece a un pescador que quiere cazar a su presa (el pez). Entonces, el pez muere “por haber abierto la boca cuando no debía

Parecidos razonables

Si hubo alguna vez un político en España con “vocación de permanencia” ese fue don Natalio Rivas un miembro del Partido Liberal, que ostentó los cargos de presidente de la Diputación de Granada en 1893; concejal y teniente de alcalde en el Ayuntamiento de Madrid en 1900; diputado por Granada en todas las legislaturas entre 1901 y 1923; subsecretario de la Presidencia en 1906; director general de Comercio en el gobierno de José Canalejas en 1910; subsecretario de Instrucción Pública con el ministro Julio Burell en 1913 y más tarde con Santiago Alba en 1918. También fue Ministro de Instrucción Pública y Bellas Artes entre el 21 de diciembre de 1919 y el 5 de mayo de 1920 con el gobierno de Manuel Allende Salazar y durante la Segunda República Española también volvió a obtener escaño por Granada en la elecciones de 1936; incluso llegó a redondear su carrera en la dictadura del general Franco que lo designó procurador en Cortes en los años 1949, 1952 y 1955.

La táctica de don Natalio era muy sencilla. Se trataba de colocar a todos (parientes, vecinos, amigos y demás gente cercana, al partido) con el presupuesto de la administración local que administraba. Una de sus mas famosas anécdotas fue una frase que le brindaron a nuestro personaje cuando dando un mitin electoral en el balcón del ayuntamiento de aquel espléndido pueblo en las estribaciones de la Alpujarra llamado Órgiva sonó una voz ronca y sonora de un parroquiano que le dijo: «Don Natalio, ¡colócanos a tos!».

Parece ser que D. Pedro Sánchez quiere implantar la política de D. Natalio porque en el Consejo de Ministros del pasado 28 de abril de 2020, además de la aprobación del plan de fases de desescalada del COVID-19 empezó a nombrar “a dedo” a numerosos altos cargos del Estado

En el Ministerio de Consumo creó 6 nuevas Subdirecciones Generales y una División eximiendo del requisito de ser funcionario al cargo de Director General de Ordenación del Juego

En el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones creo 2 nuevas Subdirecciones Generales

En el Ministerio de Educación creo una nueva Subdirección General

En el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico creó 1 Dirección General y 2 Subdirecciones. El titular del Organismo Autónomo denominado Instituto para la Transición Justa también será liberado de la obligación de ser funcionario

En el Ministerio de Trabajo quitó 6 Subdirecciones Generales pero creó 1 Dirección General, 5 Subdirecciones y 1 División transformado 2 puestos de rango de Director General a los que ha eximido del requisito de ser funcionarios también

Todo esto hay que sumarlo a las 23 direcciones generales que el Gobierno de Sánchez creó el pasado mes de Enero pero con la novedad de que ahora para acceder a las mismas tampoco hace falta ahora ser funcionario.

La contratación de tantos altos cargos para sus acólitos es todo un símbolo de la falta de empatía, sensibilidad y solidaridad de un gobierno que, claramente“va a lo suyo” y que no duda en aplastar todavía más una economía como la española al borde del colapso. Un derroche de despilfarro, descaro y falta de sensibilidad ante el drama que atraviesa España y que puede ser comprobado leyendo el BOE y las actas oficiales del consejo de ministros.

Luego leemos en la prensa notas como las de que nuestro Gobierno compró 2,1 millones de mascarillas defectuosas a China y que las pagó por adelantado; que pagó test fallidos de coronavirus al 350 por ciento de su precio de mercado y que contrató a intermediarios sin contar con sus expertos en China. Así las cosas no es nada raro que cuando España decida pedir ayudas a Europa, esta se resista a entregar dinero a un gobierno manirroto, irresponsable y dilapidador.

Fuentes:

ABC

ABC

ABC Sociedad

Alerta Digital

Paris bien vale una misa

El pasado martes 28-4 nuestro presidente del gobierno D.Pedro Sánchez, hizo una comparecencia televisiva a la que ya nos tiene acostumbrados dentro de su “marketing político” para presentar al pueblo español lo que él llama su “Plan para la transición hacia una nueva normalidad” o “desescalada”. Lo hizo muy a su estilo con frases rimbombantes como: “panel integral, marcadores, gps preciso, fases cero uno y dos, trayecto flexible y adaptativo” .

En aquella comparecencia el señor Sánchez utilizó palabras elaboradas como “transición gradual, asimétrica y coordinada“, “nueva normalidad” y el “poner a España en marcha” pero no se le vio ninguna preocupación por los datos que ese día había publicado el INE sobre la Encuesta de Población Activa (EPA) en la que se nos hablaba de 3,31 millones de personas desempleadas, cifra que la misma entidad verificadora reconocía que podría ser muchísimo mayor porque existen en España muchos trabajadores que aunque han perdido su empleo aún siguen clasificados como “inactivos”

Tampoco lo vi muy preocupado por los datos que nos había dado recientemente la Seguridad Social española en la que se nos avisaba que en solo medio mes del pasado marzo ya se destruyeron en España más de 900.000 puestos de trabajo, ni por las aterradoras previsiones de Morgan Stanley esa entidad financiera estadounidense que desarrolla su actividad como banco de inversiones y agente de bolsa, que ya ha pronosticado un hundimiento del PIB español de hasta un 22,6%.

Aquella comparecencia solo fue MÁS DE LO MISMO. La de una persona que solo quería «lavar su imagen » y todos los errores de su gobierno :la manifestación del 8-M en Madrid, los test falsos por el doble de su precio, las muertes en las residencias de ancianos, las irregularidades en el recuento de fallecidos , la intervención en el precio de las mascarillas y un largo etcétera de despropósitos difíciles de maquillar.

Hoy hemos conocido una caída del PIB español de hasta un 4,1%, un descenso similar al que registró la economía española en los nueve meses posteriores a la quiebra de Lehman Brothers y eso a pesar de que los datos del INE recogen la evolución económica a lo largo de todo el trimestre, mientras que la pandemia solo afectó a las últimas semanas de marzo. Eso significa que los datos del segundo trimestre serán mucho peores.

Entonces.. ¿Qué es lo que pasa en España? Muchas son las claves de otros países en sus éxitos para combatir la pandemia del el COVID-19 pero si hay uno que lo ha hecho “verdaderamente bien” ese ha sido Corea del Sur. Han sido dos las medidas estrella de este país que han ayudados a vencerla : la primera es que ha realizado test masivos a su población para determinar qué porcentaje de la misma estaba infectada y la segunda que ha monitorizado a sus ciudadanos con una aplicación móvil conocida como Self-quarantine safety protection

Esta App permite al gobierno tener localizados y controlados a todos los casos positivos, además de una comunicación fluida con sus ciudadanos para que ellos puedan reportar síntomas o problemas que necesiten de atención médica. Igualmente informa tanto a paciente como a la administración si el infectado se salta el aislamiento y también reporta casos cercanos gracias a la localización por GPS, evitando así contactos innecesarios.

En España se ha propuesto copiar la idea y un equipo de desarrolladores y técnicos españoles liderado por la investigadora clínica Aurelia Bustos han creado una aplicación móvil llamada Open Coronavirus que imita al modelo que se ha establecido en Corea del Sur, Con esta App tendríamos un método de validación personal que permitiría la libre circulación a aquellos ciudadanos que no supusiesen un riesgo para los demás mientras se vuelve poco a poco a la normalidad.

En lugar de seguir con esta idea el Gobierno español ha preparado otras medidas para llegar a esa “nueva normalidad” que D. Pedro Sánchez quiere estirar hasta el próximo 22 de junio

¿Por qué propone la apertura de locales y establecimientos a partir del 4 de Mayo con cita previa a clientes individuales? ¿Por qué fija el 11 de Mayo para la apertura del comercio bajo estrictas medidas de seguridad y con turnos para mayores de 65 años? ¿Por qué a partir de ese día solo permite la apertura de terrazas al 30% de ocupación y la de hoteles, excluyendo zonas comunes? Son medidas que los empresarios de la hostelería han calificado como de ruina añadiendo que el Gobierno les está llevando a ella con estas draconianas medidas que se les exige para retomar su actividad.

Sería mucho más fácil haber activado la aplicación que seguramente estará ya está desarrollada y expedir un “pasaporte sanitario” a las personas que NO ESTÉN INFECTADAS y permitir recuperar la actividad SOLO A LAS PERSONAS NO CONTAGIADAS pero volvemos a lo de siempre: la efectividad de esta aplicación y del modelo surcoreano tiene que ir ligada, obligatoriamente, a la realización de tests masivos que el gobierno se sigue negando a realizar.

Las redes sociales ya hacen vídeos de esta absurda situación tomando esto a broma

Las declaraciones confusas del ministro José Luis Ábalos

Detrás de todo esta locura ya no puede esconderse un gobierno ineficiente porque son ya demasiados los errores, Para mi lo que se esconde tras la persistencia de mantener el Estado de Alarma en España parece responder a una estrategia ladina gubernamental cuyo objetivo sería el dejar fuera de combate al Parlamento. El poder parlamentario español ahora mismo está atado de pies y manos y es un “convidado de piedra” porque no puede tocar una coma de las propuestas que haga un Gobierno al que ese estado le confiere poderes extraordinarios.

Lo peor de todo es que, visto lo visto, y ante la tesitura con que se está poniendo en España a la oposición de “apoyar si o si” a ese Estado de Alarma por razones de solidaridad con la salud del pueblo español este Gobierno no parece que se plantee el dar por finalizado el mismo en un horizonte cortoplacista.

El Gobierno social-comunista que dirige actualmente España sabe perfectamente que somos un Estado exhausto con una deuda que antes de la pandemia ya alcanzaba el 95% del PIB y que puede llegar-si no se le pone remedio- hasta el 130% de ese PIB y si a eso le añadimos una actividad empresarial taponada, un paro creciendo a un ritmo inédito, el desembolso de prestaciones por desempleo, de prestaciones por ERTE, de nóminas de funcionarios y de pensiones, nos va a llevar, más pronto que tarde a una situación tan insostenible, que abocará a que España tenga que pedir el rescate a la Unión Europea.

Pero.. ¿qué más da? Para D.Pedro Sánchez eso debe ser accesorio y pienso que con tal de seguir en el poder, este hombre hará lo mismo que aquel primer rey Borbón de Francia llamado Enrique IV que para ser rey debía de abrazar con entusiasmo indudable la fe católica: dicho y hecho, el 25 de julio de 1593 abjuró del protestantismo con aquella famosa frase que hoy le viene tan bien a D. Pedro Sánchez: “París bien vale una misa

Aquella leyenda del «Pony Express»

La imagen de portada sacada del museo del Estado de Wyoming en Cheyenne nos muestra a uno de aquellos jinetes del servicio «Pony Express» que-en su día- presumió de ser el servicio de distribución de correspondencia más rápido de la América de mediados del siglo XIX.

Porque los Estados Unidos son un país que tiene una gran extensión y la distancia entre sus costas este y oeste viene a ser del orden de los 3.000 km. Con estas enormes distancias no era raro que en 1845, un mensaje del presidente James K. Polk tardase más de seis meses en llegar desde Washington hasta San Francisco. Para enviar en aquellos tiempos en aquel continente una carta entre sus dos costas se debía usar un barco hasta Panamá y luego cruzar aquel istmo a lomos de mulas hasta llegar al Océano Pacífico, desde el que se debía de coger otro barco hasta California.

Cuando se abrió el Canal de Panamá, el transporte se agilizó y dos compañías marítimas monopolizaron las comunicaciones entre ambas costas: la US Mail Steamship Company de George Law que operaba desde la costa atlántica, y la Pacific Mail Steamship Company, de William H. Aspinwall, que lo hacia desde el Pacífico. Ambas transportaban correo de un extremo a otro de América pero en 1860 se creó una ruta terrestre más rápida que se conoció como la Línea Butterfield Stage y que iba desde San Luis (Missouri), hasta El Paso(Texas).

Antigua diligencia de correo americana

Otra muy famosa fue la Overland Mail Company, en realidad un consorcio de varias empresas de transporte, entre ellas la poderosa Wells Fargo & Company (que acabaría controlando la totalidad del negocio) creada en la ciudad de Nueva York en 1852 por Henry Wells y William G.Fargo ambos con experiencia bancaria ,de transportes expresos, ferrocarriles y barcos a vapor. En 1858 se inauguró la primera línea que unía San Luís y San Francisco, en un recorrido de 2797 millas en diligencia. La travesía solía durar unos 25 días. A partir de aquí, las líneas de diligencias se multiplicaron. Hacia 1860, la diligencia se había convertido en el principal medio de transporte entre Missouri y la Costa Oeste. Sin embargo aquel correo servido a través de diligencias era lento e inseguro ya que sufría continuos asaltos perpetrados por bandas de excombatientes, tanto del norte como del sur, y los ataques de los indios nativos.

Se hacía necesario encontrar una solución o alternativa para que la correspondencia más urgente llegase a su destino en tiempos más cortos y el gobierno americano lanzó un reto: si alguien era capaz de conseguir un servicio de entrega de correo en 10 días obtendría un contrato de exclusividad de la correspondencia americana para estas zonas más alejadas del oeste.

Varias empresas de diligencias y ferrocarriles intentaron acceder a este nuevo negocio de correos y mensajería, pero era una época difícil ya que los ánimos se encontraban muy caldeados por la inminencia de la Guerra Civil y fue entonces cuando William Russell junto a otros dos socios llamados Alexander Majors y William B. Waddell, decidieron montar un correo más rápido y seguro

Los socios fundadores del «Pony Express»

El correo no era igual moverlo en diligencias que con jinetes individuales y basándose en esta idea crearon una empresa llamada Central Overland California and Pikes Peak Express Company popularmente conocida como «Pony Express». Tras su fundación Russell se reunió en 1860 con el Senador por California, William Gwin, en Washington y le planteó su proyecto de hacer una ruta de correo de 3,200 kilómetros en 10 días o menos entre St. Joseph y Sacramento.

Ruta del «Pony Express»

Se trataba de un trayecto que unía las zonas más salvajes del territorio estadounidense desde Saint Joseph en Missouri hasta Sacramento en California. Se escogió como punto de partida la ciudad de Saint Joseph en el condado de Buchanan del estado estadounidense de Missouri porque era la última población a la que llegaban el ferrocarril y desde allí saldría un servicio que recorrería la larga distancia hacia el oeste hasta la ciudad de Sacramento, capital del estado de California con relevos tanto de jinete como de cabalgadura. La idea agradó al Senador y Russell consiguió el contrato.

Los caballos escogidos para recorrer esta distancia que atravesaba las llanuras y parte de las montañas rocosas. eran de la raza Pony ( de ahí el nombre de «Pony Express» ) y medían aproximadamente 1,47 m de altura con un peso de alrededor de 400 kg. En cuanto a los jinetes que deberían de montarlos se buscaron a jóvenes diestros, capaces de cabalgar estas monturas en distancias de 160 km diarios, con ocho o diez paradas intermedias para un rápido cambio del caballo. El primer cartel que los buscaba expresaba muy claro el perfil de los candidatos :

Reclamo para jinetes sin miedo.

Pony Express, de Saint Joseph, Missouri a California. En 10 días o menos. Se buscan jinetes delgados y con carácter. No mayores de dieciocho años. Deben de ser expertos jinetes que afronten riesgos y la muerte diariamente. Preferentemente huérfanos. Sueldo 25 dólares por semana. Presentarse en los establos del Pony Express en Saint Joseph, Missouri”.

Richard Egan, jinete del «Pony Express»

El sueldo de aquellos jinetes podía alcanzar los 100 o 125 dólares mensuales por lo que muchos osados jóvenes se alistaron para montar aquellos famosos ponys, atraídos por la oportunidad de aventuras y la buena paga ofrecida que también incluía alojamiento y comida. En este selecto grupo se incluyeron figuras legendarias, como “Buffalo BillCody y “Wild Bill” Hickok. Su lema era “El correo debe pasar” y, pese a los obstáculos, pocas veces dejaron de cumplir aquel agotador plazo de 240 horas para realizar la entrega.

El servicio se inició el 3 de abril de 1860 con 50 jinetes y 400 caballos y para cumplir los requisitos de entregar la correspondencia en 240 horas (10 días) se montaron 184 estaciones a lo largo del recorrido, que generalmente se ubicaban en fuertes militares, aunque otras se construyeron especialmente para el efecto. Las estaciones del «Pony Express» solían estar separadas 16 km una de otra a lo largo de todo el recorrido, que era la distancia más adecuada para que un caballo pudiera recorrerla a galope normal. Al llegar a cada estación el jinete cambiaba de caballo y seguía con su trayecto.

Hollenberg, Kansas, una de las pocas estaciones del “Pony Express” que han sobrevivido hasta el siglo XXI.

Apenas un mes después de su puesta en marcha el «Pony Express» tuvo su prueba más dura, cuando los indios paiutes de Nevada atacaron e incendiaron algunas estaciones y hostigaron a los jinetes. En total, destruyeron 7 estaciones, se perdieron 150 caballos y murieron 16 hombres pero el correo pasó de todos modos. Y… ¿cómo de rápido era aquel servicio?

Comparémoslo con los estándares actuales: la primera palabra que se transmitió por la red de la que nació internet, se hizo el 29 de octubre de 1969 con una velocidad de transmisión digital de la información medida en bits por segundo (bps) porque la transmisión de datos se realiza de 1 bit a la vez. Los viejos módems de 2400 bps transmitían un texto de 20 paginas tecleado a un espacio en un tiempo de 5 minutos.

Un caracteres ASCII (una letra o un símbolo) se almacenan en 1 byte, por lo que una palabra media de 10 caracteres usa 10 bytes. Sabemos que un jinete del «Pony Express» llevaba un máximo de 128 mensajes de unas 100 palabras cada uno por lo que nuestro «internet de los jinetes » estaba moviendo una información de 12.800 palabras (128.000 bytes de información) en un tiempo de trayecto de diez días (14.400 seg. ). Por ello la velocidad de transmisión de aquella información venía a ser de unos 8,89 bytes por segundo y como 1 byte/seg (B/s) equivale a 8 bits por segundo (bps) aquellos jinetes llevaban las palabras de su correo a una velocidad estimada de transmisión de 71,12 bps. Casi un 3% de la de uno de aquellos viejos módems de 2.400 bps. No está nada mal para aquellos esforzados muchachos

Aquel heroico servicio fue vencido por el telégrafo y se cerró el 6 de Octubre de 1861 justo dos días después de inaugurarse la primera línea telegráfica entre St. Joseph (Missouri) y Sacramento (California).

Último pasquín del «Pony Express»

El «Pony Express» fue un servicio de leyenda y en el breve periodo de tiempo que estuvo operativo sus jinetes recorrieron una distancia de 985 000 Kms, que equivale a dar unas 24 vueltas alrededor de la Tierra con solo la pérdida de una valija postal.

Para recordar a estos jóvenes héroes, ahora que nos vemos obligados a permanecer en nuestras casa por la cuarentena del coronavirus nada mejor que volver a ver aquella serie de 1989 titulada «Jóvenes jinetes » que se ambienta en el oeste norteamericano, y que recrea los primeros días de aquel famoso servicio de correos con el telón de fondo de los años posteriores a la Guerra de Secesión americana. Esta serie logró permanecer viva durante tres temporadas, y es sumamente entretenida porque narra con acierto las peripecias de un grupo de aquellos jóvenes mensajeros.

Al final 2+2 siempre son 4

No me gustan las teorías conspiranoicas pero me estoy acordando de aquella guerra comercial que el presidente norteamericano Donald Trump inició en marzo de 2018 imponiendo aranceles a productos chinos por un monto 50 mil millones de dólares bajo el artículo 301 de la Ley de Comercio de 1974, sustentados en el supuesto de “prácticas desleales de comercio” y “robo de propiedad intelectual” por parte de la nación asiática.

La realidad era que tras aquella guerra comercial se escondía la desesperación estadounidense por el elevado desarrollo científico chino, que por primera vez en los últimos 130 años había colocado a la potencia norteamericana en un lugar secundario en este ámbito. De ahí vinieron los últimos movimientos de Trump sobre la nueva generación de comunicación móvil denominada 5G obtenida por China con un adelanto de 8 meses respecto a Estados Unidos.

El último episodio de esta guerra ocurrió el pasado 2 de Agosto cuando EEUU impuso más sanciones a China y Trump anunció la imposición de nuevos aranceles del 10% sobre importaciones chinas valorados en 300.000 millones de dólares a partir del 1 de septiembre pero en Noviembre de 2019 surgió en China el COVID-19 y el resultado ha sido una variación enorme de aquella guerra comercial iniciada por Trump.

Siempre me ha maravillado la perfecta preparación que ha mostrado China para combatir su epidemia de COVID-19. Todos sus médicos y policías tenían súper-trajes y pantallas protectoras. No les faltaba ningún detalle para proteger a su personal sanitario y policial y en todos los vídeos puede verse cómo iban perfectamente protegidos con trajes, gafas y máscaras. Además a las tres semanas de iniciarse la infección ellos ya tenían en construcción 14 hospitales de 12 mil camas

Sorprendentemente China no quiso que el mundo se enterase antes de tiempo de aquella infección (como si necesitase tiempo para que la epidemia se propagase) y hubo un médico chino llamado Li Wenliang que la detectó en diciembre pasado mientras trataba a pacientes en Wuhan que intentó alertar a sus colegas médicos advirtiendo que había un virus que él creía que se parecía al SARS y era mortal pero la policía le dijo que “dejara de hacer comentarios falsos” y fue investigado por “propagar rumores“. Al final murió dando tiempo a que en Febrero de 2020, se desatase esta gigantesca pandemia mundial.

Y ahora China nos cuenta que ya ha superado al coronavirus y detenido la epidemia; incluso nos anuncia que ha desarrollado una vacuna mientras su economía crece. El pasado 25 de febrero el coronavirus eliminó 1.7 trillones de dólares y las empresas de Europa y EEUU con intereses en China han visto como sus acciones han llegado a caer hasta un 40% en su valor bursátil.

El resultado ha sido que las compañías de USA y Europa se están trasladando a China con toda su tecnología y capital y con ese potencial tecnológico China podrá fijar los precios a su criterio para vender a occidente todo el material sanitario que necesite para combatir un virus que- paradójicamente- se creó en su tierra.

Dos y dos siempre son cuatro y resulta difícil asumir que todas estas cosas hayan ocurrido por casualidad porque a China el “coronavirus” le ha reportado un botín enorme y ha dejado a todo occidente derrotado económicamente, en crisis y aturdido por la enfermedad. Perdonadme si caigo en las teorías conspiradoras pero soy libre de pensar que esta pandemia podría haber sido creada y propagada por los mismos chinos. No soy el único que lo sospecha aunque esto no exculpa a los gobiernos que no han sabido gestionar debidamente la misma.

Aunque parezca un plan magistralmente diabólico nadie está libre de pensar en esta posibilidad. Desde las películas de Fu Manchú aquel personaje de ficción creado por el escritor de novelas policíacas y de misterio Sax Rohmer, que hizo su primera aparición en 1913 el prototipo del villano chino que odia la civilización occidental y a la raza blanca está en nuestro subconsciente y aunque la hipótesis de que los chinos sean tan malos pueda no ser verdad, la realidad es que China le ha ganado a los Estados Unidos aquella absurda guerra comercial que inició el insensato de Donald Trump y tras la devastación económica que nos va a dejar esta pandemia cuando esta pesadilla termine solo nos va a quedar el consuelo de emigrar a aquel país a venderles a ellos las cosas en bazares de “Todo a 100

La evolución frenará al coronavirus

La minúscula pieza de diezmilésimas de milímetro de material genético del COVID-19 ha dado ya pie para hablar de una catástrofe humanitaria y la Organización Mundial de la Salud (OMS) actualmente considera este brote como una pandemia. De hecho su director general Tedros Adhanom Ghebreyesus ha recomendado a los países que se prepararen para una transmisión comunitaria sostenida del mismo. Se puede comprobar en tiempo real cómo avanza el número de contagios y muertes en este mapa interactivo desarrollado por el Centro Johns Hopkins de Ciencia e Ingeniería de Sistemas que recopila el avance de esta infección con los datos de la OMS.

Médicos examinando escáneres pulmonares de un paciente en un hospital de la provincia de Hubei. (Agencia France-Presse – Getty Images

¿Cual será la previsible evolución de esta infección mundial? Pues, a mi manera de ver la misma terminará frenándose pero esto no será por las acciones combativas que vienen desarrollándose en todos los países del mundo sino que será el propio virus el que terminará mutando a una variante mucho menos agresiva para quedarse con nosotros

Voy a tratar de explicarlo. Los primeros casos de neumonía severa asociados a este virus se notificaron en China el 31 de diciembre de 2019 pero el día 7 de enero de 2020 ya se había identificado su genoma que se publicó el día 10 del mismo mes confirmando que se trataba de un nuevo coronavirus del grupo 2B, de la misma familia que el SARS, por lo que se ha bautizado como SARS-CoV-2 y de forma abreviada como COVID-19.

Análisis filogenético los genomas completos de 2019-nCoV y de los virus representativos del Betacoronavirus
Fuente

Los virus de la familia Coronaviridae poseen un genoma de ARN de sentido positivo de cadena sencilla que varía entre los 26 y los 32 kilobases de longitud y se han identificado en diversos hospedadores como murciélagos, vacas, camellos,ratones, perros y gatos pero nunca han sido muy letales para los humanos, ya que casi siempre han estado asociados a síntomas clínicos leves.

Pero en los primeros saltos entre especies el coronavirus del síndrome respiratorio agudo severo (SARS) (SARS-CoV) que surgió en Guangdong, al sur de China, en noviembre de 2002 resultó muy letal y ocasionó más de 8000 infecciones y 774 muertes en 37 países; igualmente el coronavirus del síndrome respiratorio del Medio Oriente (MERS) (MERS-CoV), que se detectó por primera vez en Arabia Saudita en 2012 fue responsable de 2494 casos de infección con 858 muertes, afectando incluso a Corea del Sur.

Potencial epidémico de la familia de coronavirus

Pero una excesiva letalidad va en contra del propio virus porque su mecanismo de actuación es similar al de un hackeo en las células: es decir, entran en ellas para aprovecharse de su maquinaria e inyectar instrucciones, en forma de ARN, para poder fabricar más virones que sigan infectando el organismo.

Estructura básica de elementos de un coronavirus | M.V.

Una partícula viral madura, denominada virión es simplemente un bloque de material genético rodeado de proteínas que lo protegen del medio ambiente y le sirven como vehículo para permitir su transmisión de una célula a otra. Pero para que ese virus infecte la célula huésped debe de entrar en ella e inyectarle su genoma

El sistema inmunológico de los organismos que le sirven de huéspedes puede defenderse desarrollando anticuerpos, que se adhieren a las proteínas de la superficie exterior del virus para impedirle entrar en las células. Por eso el virus tiene necesidad de mutar para poder continuar replicándose y en cada mutación cambia las proteína que lo recubren en una especie de disfraz, para engañar a los anticuerpos y hacer que las células del cuerpo del huésped lo acepten.

A finales de diciembre de 2019, se descubrió que varios pacientes con neumonía viral estaban asociados epidemiológicamente a un mercado de mariscos de Huanan en Wuhan, en la provincia china de Hubei, donde también se vendían varios animales no acuáticos como aves y conejos. El análisis filogenético del nuevo COVID-19 sugiere que los murciélagos podrían ser el huésped original de este virus; este animal se vendía en el mercado de mariscos en Wuhan pero seguramente hubo otro huésped intermedio que facilitó otro salto zoológico. Ese animal sin identificar (en principio se asoció a un pangolin ) también se encontraría en aquel mercado de Wuhan, porque allí se comerciaba ilegalmente con animales silvestres. El resultado fue que la primera mutación del COVID-19 fue tan grave como la de sus parientes SARS-CoV y MERS-CoV con una letalidad que obligó la construcción de dos nuevo hospitales en Wuhan en cuestión de días, con camas para 2.600 pacientes, y con hoteles y estadios gigantes que tuvieron que ser usados como centros de cuarentena, para casi 10.000 afectados.

Pero este virus parece que está aprendiendo lo cual tiene sentido porque su trabajo es el de evadir al sistema inmunológico humano para crear más copias de sí mismo. Por eso la misma selección natural que ha guiado la evolución de los humanos, plantas y todos los seres vivientes deberá de terminar por afectar al COVID-19 que debería adaptar sus mutaciones a su propia supervivencia. Si este virus, tras infectarlo, mata a su huésped humano en poco tiempo, no tendrá tiempo de infectar a otros por lo que su linaje morirá con él.

El siguiente enlace lo muestra muy claramente. En el mismo puede apreciarse cómo está evolucionando la epidemiología genómica de este nuevo coronavirus con una conclusión evidente: a este virus ‘no le conviene matar’ porque necesitan a seres vivos sanos para poder replicarse y no tiene mucho sentido pensar que vaya a seguir mutando para volverse cada vez más agresivo en sus infecciones.

Lo confirma también un estudio publicado en National Sciece Review. En el mismo se han encontrado dos tipos de mutaciones en el genoma del COVID-19: un «tipo L» y otro «tipo S». La cepa «tipo L» es la de las primeras etapas del brote de Wuhan pero la nueva cepa «tipo S» que ya está infectando a nuevos pacientes apenas tienen síntomas graves y estos son solo portadores del mismo.

La conclusión para mí es clara: la evolución frenará al COVID-19. Si nuestro virus no quiere ser eliminado de la especie humana deberá de terminar evolucionando hacia un nuevo tipo de virus respiratorios de relativa levedad. Como ha dicho el Dr. William Schaffner, especialista en enfermedades infecciosas del Centro Médico de la Universidad Vanderbilt de Nashville lo que el COVID-19 quiere es meter su material genético en nuestras células y secuestrar su metabolismo. Algo así como decirles: “No cumplas tu función habitual. Ahora tu trabajo es ayudarme a multiplicarme”. Yo creo que lo vamos a tener de compañero en el futuro afectando estacionalmente a nuestros pulmones y a las células del sistema gastrointestinal. La buena noticia es que se podrán fabricar vacunas y seguramente este COVID-19 terminará siendo un virus con una tasa de mortalidad relativamente baja.

El COVID-19 ha llegado para quedarse y nos guste o no lo tendremos que incorporar a nuestro catálogo de virus humanos. Esto no es una buena noticia, pero al menos nos quedará el consuelo de que tal vez en unos pocos meses dejará de ser una catástrofe mundial

Fuentes:

Enfermedad del coronavirus COVID-19

The Lacet

Mutantes y ‘salvajes’: así evoluciona un virus

Clarin