El gato doméstico de nombre científico Felis silvestris catus mantiene una convivencia cercana al hombre desde hace más de 9.500 años. Elegantes y enigmáticos estos pequeños felinos se han adaptado a vivir con el ser humano y son unas de sus mascotas habituales.

Los gatos son animales pequeños, pero no todos, porque hay una raza llamada «Maine Coon» que tiene gran tamaño y un porte majestuoso. Se trata de nuestro «gato león » y la leyenda dice que este gran felino nació de la relación imposible entre un gato salvaje y un mapache. Es un cruce genético totalmente imposible pero hay un gran parecido entre el pelaje y la cola de estos mininos con los del mapache y esto puede ser el origen esta leyenda. Sea cómo sea lo gatos «Maine Coon» son como una especie de pequeños leoncitos con pelo semilargo y un gran tamaño.

Fuente

Podemos encontrar una gran diversidad de colores en esta raza de gatos y todos son muy hermosos con tonalidades que van desde el negro hasta el blanco

Pero la característica física más destacable de esta clase de gatos es la polidactilia, una anomalía genética que consiste en tener más dedos de los comunes. Un gato promedio generalmente tiene 18 dedos, cuatro de ellos en las patas traseras y cinco en las patas delanteras, pero un gato polidactilo puede tener hasta ocho dedos en cada pata.

La polidactilia en los gatos está historicamente rastreada en la modernidad hasta los siglos XVII y XVIII cuando los colonos británicos se establecieron al norte de la costa este de América del Norte, en los Estados que formaban parte de Nueva Inglaterra: Maine, New Hampshire, Vermont y Massachusetts. En las travesías transatlánticas los gatos eran transportados por los marineros como mascotas en los barcos por ser buenos cazadores de roedores que podían poner en peligro la carga de grano en las naves. Al parecer los gatos con polidactilia eran más llamativos, por tener entre uno y dos dedos más por pata y parecían más habilidosos a la hora de agarrar objetos y aplastar a los roedores con sus almohadillas anteriores, de grandes pulgares, igual que si usaran manoplas.

Este tipo de gatos con esa anomalía genética fueron puesto en valor por el gran escritor Ernest Hemingway (1899-1961), un hombre que, además de ser uno de los escritores más influyentes del siglo XX también era un verdadero amante de esta clase de animales.

Durante la década de 1930, Stanley Dexter, un capitán de barco, le regaló al escritor un gato llamado Snowball. No era un felino común porque tenía polidactilia y Hemingway llevó a este gato a su casa de Key West en Florida, residencia donde escribió obras como ‘Por quien doblan las campanas’, ‘Verdes colinas de África’, ‘Tener y no tener’ y ‘El ganador no se lleva nada’ . Aquel gato tuvo descendencia y todos sus herederos tenían dedos de más. Así fue como tras su muerte la casa de Hemingway fue convertida en el Ernest Hemingway Home and Museum que es visitado anualmente por más de trescientas mil personas y allí actualmente conviven sesenta gatos con diferentes tipos de polidactilia, que tienen nombres de grandes intérpretes del cine.

Fuente

La polidactilia puede afectar hasta al 40% de los gatos de raza «Maine Coon» (se conocen casos de gatos de hasta con 28 dedos) y son felinos con un gran equilibrio cuya anomalía les ayuda a caminar en terrenos con nieve. Mirando hacia atrás unos cientos de años parece ser que estos gatos ya eran bastante populares entre los barcos que navegaban entre Gran Bretaña y Nueva Inglaterra y su popularidad creció gracias a sus fantásticas habilidades para la caza que ayudaron a evitar la sobrepoblación de los roedores en la zona del Maine.

El gato oficial del estado de Maine es una de las razas mas antiguas de América del Norte y la Cat Fanciers Assotiation la señala cómo la primera raza de gatos autóctona originaria de los Estados Unidos y aunque no existe un registro de sus orígenes exactos existen diversas hipótesis sobre cómo el «Maine Coon» pudo llegar a las tierras americanas.

Una de ellas sugiere que María Antonieta, reina de Francia escapó del país junto con unos gatos de Angora provenientes de Turquía. Esta raza de pelo largo se apareó con gatos americanos y la hipótesis más aceptada por la comunidad de criadores de gatos establece que la raza «Maine Coon» resultó de esos apareamientos de razas locales de pelo corto con estos gatos de pelo largo venidos del extranjero. Otra hipótesis se basa en el gran parecido del «Maine Coon» con el gato del bosque noruego y sugiere que posiblemente fueran compañeros de viaje de los barcos vikingos que llegaron a America . Lo que si está claro es que de ser gatos callejeros en los finales del siglo XIX pasaron a ser los ejemplares favoritos de las exposiciones gatunas en los principios del siglo XX.

Si eres el afortunado propietario de un gato «Maine Coon» tendrás a un animal que se adaptará a todo tipo de personalidades y estilos de vida. Tendrás un animal que recibirá tus atenciones con agrado pero que no te va a pedir caricias si no tienes tiempo para dárselas y podrás presumir de poseer el gato cazador más ágil del mundo y en tu casa no entrará ni un solo roedor mientras tu pequeño leoncito esté vigilando.

Fuentes:

Feel Cats

Maine Coon Expert

4patas

Acerca de mrjaen

La curiosidad es lo que me mueve a escribir

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s