La imagen de portada, tomada en 1893 es uno de los primeros edificios en altura construido en los EE.UU. Se trata de un edificio de oficinas de 17 plantas denominado Monadnock Building en Chicago, proyectado por los arquitectos Daniel H. Burnham y John W. Root edificado en 1891 y que puede considerarse como uno de los edificios “de mampostería” de mayor altura construidos. 

El incendio de Chicago de 1871 hizo que fuera necesario un nuevo plan para reconstruir aquella la ciudad, usando materiales diferentes de la madera que propició  la expansión de aquel incendio y fueron una serie de arquitectos miembros de la llamada Escuela de Chicago los responsables del surgimiento de una nueva tipología arquitectónica: el rascacielos.

Este concepto constructivo multiplicó el espacio urbano en las ciudades y los primeros rascacielos empezaron a erigirse a finales del siglo XIX. Sus primitivos sistemas constructivos se basaron en la llamada “mampostería portante” consistente en muros de carga formados por paredes de piedra gruesa que permitian conducir las cargas gravitatorias hacia los cimientos. Con este diseño, aquellas moles de piedra de gruesos muros permitían resistir las cargas y el Monadnock Building de Chicago es un ejemplo importante de este sistema constructivo que en realidad consiste es una “torre de ladrillos” totalmente carente de ornamentación y cuya altura final dependía  de lo que era económicamente viable para ese sistema de “muros de carga“. 

Concretamente y para el edificio citado se tuvieron que hacer paredes de un grosor de 6 pies (1.8 m) en la parte inferior y 18 pulgadas (46cm) en la parte superior. No pudo elevarse a más de 17 plantas porque se habrían necesitado paredes tan gruesas que se habría reducido enormemente el espacio interior aprovechable y-como puede verse en la imagen- la pared exterior del Monadnock es en sí misma es una mezcla de mampostería que consigue que este edificio sea una estructura monolítica sin mucha gracia.

 
Esquema constructivo

(ctbuh.org)

Pero en 1885 un ingeniero llamado William Le Baron Jenney descubrió que con finas piezas de acero se podía sustentar un edificio alto.La estructura de acero, era la encargada de “soportar el peso del edificio” y las paredes externas solo eran una especie de “piel para cubrirlo“. A Le Baron Jenney se le considera el padre de la escuela de Chicago, y en 1884 usó un sistema de estructura metálica recubierta de sustancia ignífuga para construir el que puede ser considerado como “el primer rascacielos de la historia“. Un edificio de 10 plantas-demolido en 1931- llamado Home Insurance Building.

 Fuente: Wikipedia 

Este arquitecto tuvo la ingeniosa idea de reemplazar a la mampostería portante por un armazón de vigas y columnas de acero sobre los que apoyaba los pisos. Así fue como los muros- ya sin función estrutural – pudieron hacerse con mucho menor espesor y este tipo de estructura dio pie a lo que conocemos como el “rascacielos moderno“. El acero es 150 veces más resistente que la mampostería y el marco usado por Jenney implicaba el nuevo concepto estructural de pórtico, aunque los primeros pórticos metálicos eran de nudos semirrígidos, y sólo podían ser empleados para edificios de alturas limitadas. Por eso el Home Insurance Building sólo pudo hacerse con 10 plantas ya que se necesitaba una rigidización indirecta de las divisiones de compartimentación y eso tenía que hacerse con fábricas de ladrillo en el interior de estos primeros edificios.

Aquel sistema constructivo evolucionó y rápidamente se desarrolló la “carrera de las alturas”, empezando a desarrollarse edificios de más de 20 plantas. Por encima de las 20 plantas, se comienza a necesitar restringir la deformabilidad horizontal del pórtico y surgen los pórticos de nudos rígidos que son los que se emplearon en la etapa más brillante y llamativa de la historia de los “rascacielos de primera generación“. 

  
Esquema nudos rígidos

(fringenieria.com)

Con este sistema de pórticos metálicos y estando dispuestos a asumir el coste considerable de acero, los nudos pudieron resolverse con detalles constructivos que les dotaran de la rigidez necesaria para que vigas y pilares tuvieran un empotramiento eficaz y así es como pudieron diseñarse estructuras de edificios de mas de cuarenta plantas, como sucedió en la primera mitad del siglo XX 

  

(fringenieria.com)

En 1909 la MetLife Tower ya alcanzó los 213 metros, y fue el edificio más alto del mundo entre 1909 a 1913  

MetLife Tower 1911

Fuente: Wikipedia 

Luego vino la torre Woolworth de Cass Gilbert que en 1913 llegó a los 57 pisos y los 241 metros

  
Torre Woolworth

Foto: Irving Underhill. Del libro de Paul Goldberg “The Skyscraper” (New York. Alfred A. Knopf. 1981)

Y en 1930 se construyeron los dos máximos exponentes de los rascacielos aún mas altos que la emblemática Torre Eiffel (300 m) de París. El Chrysler Building de William Van Alen’s (1930) que con 319 metros de altura y 77 pisos y su enorme aguja rematando la cúpula ostentó por un breve periodo el récord de altura de un edificio 

 Chrysler Building  

Samuel Gottscho photo 

Pronto lo supero el Empire State Building de William F. Lamb que destronó su récord y que fue el edificio más alto del mundo durante más de cuarenta años, desde su finalización en 1931 con 381 metros de altura y 102 pisos . 

 Empire State Building

Nick Nishizaka Photography 

Pero aquellos rascacielos eran todo un símbolo de la megalomanía de sus promotores. Muchos de ellos estaban  influenciados por el estilo “Art Deco” que era un arte ecléctico que hacia furor en aquellos tiempos- por ejemplo la cúpula metálica del  Chrysler Building estaba inspiraba en los radiadores frontales cromados que tenían los coches de la marca de aquella época 

Cúpula Chrysler

CTBUH Antony Wood 

  
Chrysler 1930

Sin olvidarnos de las gárgolas metálicas de aquel edificio que parecian sacadas de un cómic o de una narración gótica de Batman 

 

Después vino el Rockefeller Center que se edificó en plena depresión norteamericana cuando el magnate del petróleo John D. Rockefeller decidió acometer esta obras arquitectónica entre 1932 y 1940 que fue fruto de muchos esfuerzos, pero que se atribuye formalmente al arquitecto Raymond Hood. Aquel rascacielos fue el último gran proyecto de estilo Art-Decó y un enorme complejo urbanístico de 19 edificios donde se ubicaron las sedes  de la radio y la televisión de Nueva York.

 Rockefeller Center

(www.rockefellercenter.com)

Pero pronto Estados Unidos empezó a dejar el eclepticismo en la construcción de rascacielos y se empezó a dar paso a una arquitectura más moderna que pretendía expresar una economía en liderazgo. En aquella arquitectura modernista postmoderna el arquitecto más influyente fue Ludwig Mies van der Rohe (1886-1969); de origen alemán y el ultimo director de la Staatliche Bauhaus (Casa de la Construcción Estatal) la primera escuela de diseño existente antes de la Segunda Guerra Mundial y que en 1933 fue cerrada por las autoridades prusianas en manos del Partido Nazi.

 
Aquel  arquitecto se trasladó a Estados Unidos en 1938 y en la década de 1950 puso en marcha su credo constructivo que se basaba en las teorías del arquitecto Adolf Loos ( 1870-1933) que afirmaba que: “La arquitectura no es un arte… cualquier cosa que sirva para un fin tiene que ser excluida de la esfera del arte“. O sea que había que rechazar las estructuras conceptuales habituales con un axioma que lo resumía todo así : “Menos es mas.” Así fue como Mies van der Rohe consagró aquella máxima en sus sus diseños de arquitectura con la distribución de espacios, cerrando muros y abriendo ventanas de acuerdo a las reglas de la iluminación y la ventilación y así fue como su arquitectura urbana en la década de los cincuenta abrió paso al racionalismo.
Un arquitecto que apuntó maneras con su diseño del campus del Instituto de Tecnología de Illinois con bloques cúbicos desnudos distribuidos siguiendo una red de coordenadas ortogonales con un módulo básico de 7,30 m. con lo cual la unificación del conjunto dependía de los ejes cartesianos y las relaciones proporcionales 

 

Instituto de Tecnología de Illinois

Y con una de las obra más famosas de la arquitectura americana: los dos bloques de apartamentos de Lake Shore Drive en Chicago realizados por Mies en 1951 y uno de los proyectos residenciales más emblemáticos del siglo XX. Unos apartamentos situados en el  860-880 de Lake Shore Drive de dos edificios de condominio de 26 pisos rectangulares rodeados por una plaza de travertino con forma irregular. Las torres de acero y vidrio están conectadas por un pasillo cubierto y tuvieron una extraordinaria influencia tanto en EE.UU como en el exterior.  

Y con  estos conceptos de simplificación, rigor y disciplina, van der Rohe capturó la atención del mundo con un rascacielos de vidrio en Nueva York llamado el “Seagram Building“. Se trata de un edificio de 38 plantas de oficinas en Manhattan (Nueva York) diseñado entre 1954 y 1958 por él en colaboración con Philip Johnson, construido en 1958 y que es la versión más refinada de lo que podemos denominar como el “rascacielos de cristal moderno“. Se trata de un inmenso prisma rectangular que se levanta en el infinito espacio del cielo como un cristal que aprisiona, filtra y refracta la luz; un desarrollo volumétrico llevando al limite la proporcionalidad entre horizontales y verticales que los ojos y la mente captan sin estupor ni malestar. Su diseño es de lo mas simple: una estructura de bronce sobre la que se cuelgan vidrios polarizados en una trama esquelética 

 

Seagram Building

La torre en sí es una estructura de acero envuelta en un muro cortina de vidrio de color rosa gris cuyas juntas, montantes y vigas en I, son utilizadas para modular la superficie de una “pared de vidrio“, envuelta en bronce y con paredes y ascensores interiores revestidos con mármol travertino. El juego de la luz en sus montantes y cristales del mismo color, junto a la pureza de sus líneas y perfiles contribuyen pese a sus dimensiones a dar un notable efecto de “inmaterialidad” y ligereza a su dorado aislamiento. Los montantes metálicos, perfilados como esculturas, no se hicieron de acero (material habitual) sino de bronce para que tuvieran el mismo tono que los cristales antisolares de color alabastro. 

El “Seagram Building” surgió en el centro de Nueva York y en su construcción no siguió la línea de los demás edificios que lo rodeaban sino que dejó vacío casi la mitad del terreno de que disponía. dejando libre una amplia plaza de granito rosa de Vermont, que está bordeada a ambos lados por laminas de agua y plataformas de mármol antiguo verde. 

 

Para los interesados aquí pongo el enlace del memorándum constructivo emitido el 3 de Octubre de 1989. El edificio está ubicado en el 375 de Park Avenue de Nueva York y en este enlace puede hacerse un “tour” por este maravilloso edificio.

Con el “Seagram Building ” de Mies el rascacielos alcanzó su máxima perfección destacando entre los muchos otros que se edificaron posteriormente a su alrededor. Este rascacielos por la extraordinaria pureza de su forma y de su luz, es la mejor muestra de como pueden usarse con sabiduría los materiales empleados en la construcción de un edificio de altura y sus característica hicieron que lo llamaran “la caja de cristal” convirtiéndose  en el símbolo de la perfección monolítica del vidrio y el acero y ante el cual, se asegura que un arquitecto incluso llegó a arrodillarse.

Fuentes:

Estructura de rascacielos.Ing. Hernán E. Cainzo. Tucumán – Argentina

http://es.wikipedia.org/wiki/Edificio_Monadnock

http://es.wikipedia.org/wiki/Home_Insurance_Building

http://www.metalocus.es/content/es/blog/mies-van-der-rohe-restaurado-apartamentos-860-880-de-lake-shore-drive

http://www.disenoyarquitectura.net/2009/03/edificio-seagram-1954-nueva-york-mies.html?m=0

Acerca de mrjaen

La curiosidad es lo que me mueve a escribir

»

  1. […] La evolución de los rascacielos […]

  2. Surocap dice:

    Si lo desea, podría traducir “inches” como pulgadas.

  3. Frank E. dice:

    Deja que lleguen los talibanes ortograficos y empiecen a rasgarse las vestiduras y mesarse las barbas con el pretexto del “eclepticismo”.

    Lo que es a mi, me parecio un articulo interesantisimo. Vivo en New York hace dos años y conozco bien algunos de estos, otros todavia no los he visto de cerca porque no tenia la pista de que eran verdaderos hitos arquitectonicos. Asi que me estoy armando un tour con los que me faltan. Gracias por recopilar y compartir esta informacion!

    • mrjaen dice:

      Gracias. Personalmente te recomiendo el Chrysler Building, uno de los rascacielos más atractivos representativos Nueva York. El edificio está construido en forma de pirámide escalonada porque en 1930 seguía vigente una ley promulgada en 1916, que exigía que para este tipo de estructura de edificios muy altos pudiera llegar la luz natural a las calles y su arquitecto Van Alen aprovechó sus ` escalones para colocar dos tipos de gárgolas. Las más impresionantes son las águilas del segundo escalón en el piso 61. La pena es que solo se puede visitar el vestíbulo de 7:00am a 16:00pm, y echar un vistazo a las puertas de los ascensores que son consideradas piezas maestras del “art deco”. No se puede subir a la cúpula ni ver las gárgolas desde los atentados de 11-S pero el observatorio “art deco” yo lo pude ver en la planta 71 y es algo verdaderamente alucinante. Debajo del observatorio, se encontraba el “Cloud Club” o “club de las nubes”, ocupando tres  pisos entre las plantas 66-67-68. Si tienes algún “enchufe en N.York” y tienes ocasión de que te lo enseñen podrás decir que has visto “cosas únicas”.

  4. Oliver dice:

    Un post muy interesante. Se agradece.

  5. OtakuDimai dice:

    GRACIA TU ARTICULO FUE DE GRAN AYUDA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s