20130409-115112.jpg

Actualmente Europa tiene una población total estimada de 835 millones de habitantes dividida entre sus 50 países pero no siempre ha sido así

Antes del Medievo los censos romanos calculaban que en el siglo II el Imperio de Occidente llegó a tener una población estimada entre los 40 y los 50 millones de habitantes, pero en el siglo V esta población ya había bajado a 30 millones y entre los siglos VII y VIII se llegó a reducir hasta menos de 20 millones.¿Qué pudo pasar a principios del Medievo para que la población europea se diezmara de esa manera?

Aunque no tenemos cifras exactas de aquellos tiempos, es evidente que hubo una enorme caída poblacional en Europa, pero las mediciones demográficas de la Edad Media son complicadas ya que hasta los siglos XIII y XIV no existieron “documentos de censo” y no tenemos fuentes de información sobre los movimientos de contracción o expansión de las poblaciones de aquellos “siglos oscuros”, así es que se ha investigado sobre los rastros arqueológicos de las instalaciones del tejido urbanístico de algunas ciudades y sobre los restos óseos de las excavaciones y los investigadores han tratado de responder a esta pregunta: ¿por qué razón sólo durante los primeros siglos del Medievo morían más personas que las que nacían ?

Las primeras conclusiones apuntan a que la fase negativa demográfica demoledora de Europa empezó con la llamada “peste antonina” conocida también como la plaga de Galeno, que se inició hacia hacia el año 166 del siglo II, después se ha demostrado que hubo un cambio climático entre los siglos II y III en donde el tiempo se volvió más frío y húmedo y eso provoco una proliferación de enfermedades infecciosas que mataban a la población, y también se sabe que había una mortalidad infantil altísima que llagaba a ser hasta del 50% lo que con una “estructura familiar” de una media de dos hijos por pareja y una esperanza de vida que en aquellos tiempos no superaba los 35 años, era bastante difícil llegar a la senectud ( de hecho se cuentan que Carlomagno que murió a la edad de 71 años, ya suscitaba asombro, pues todos sus antecesores no habían pasado de los 40), ¿podría ser esta la explicación? , todavía hay más porque siguiendo las pistas históricas descubrimos que a partir del año 846 los sarracenos empiezan a infestar el Mediterráneo por el sur y que por el norte empiezan tambien a llegar las invasiones normandas y las hordas de los terribles húngaros desde las estepas de Panonia

Con todo lo relatado el enigma parecería estar resuelto. Teníamos unas invasiones que ocasionaban muchas muertes, unas poblaciones que no generaban nacimientos suficientes para suplir las pérdidas en vidas humanas, una media de dos hijos por familia, de los que habitualmente sólo sobrevivía uno y unos hombres que morían muy jóvenes antes de reproducirse bien por las guerras o por las plagas enfermedades. ¿Está todo explicado?

Pues no, porque a pesar de que todas estas causas podrían darnos una explicación convincente de la gran caída demográfica europea de principios del Medievo, la realidad es que, como es sabido, todo lo relatado ocurrió durante toda la Edad Media e incluso hubo grandes epidemias y endemias como la “peste negra” o “muerte negra” que afectó a Europa en el siglo XIV entre los años 1.347 y 1. 353 que causaron grandes estragos y sin embargo la población se recuperó rápidamente hasta los 90 millones de personas en el último tramo del siglo XVI , despegando definitivamente a partir del siglo XVII con un constante crecimiento poblacional.

Por tanto, las verdaderas razones de aquella caída de la población hay que buscarlas, por otra vía y al final, como siempre en esta vida, se han descubierto CAUSAS ECONÓMICAS como las causantes de este desastre.

Los expertos en economía nos dicen que cuando se está lejos del umbral de saturación y abundan los recursos naturales, aumenta la población si esta puede “auto alimentarse por simple acumulación”. Esto significa que si se estimula una expansión de la producción con adelantos tecnológicos que mejoren las condiciones de vida de los pueblos, se disminuye su mortalidad y se estimula el deseo de tener más hijos.

¿Cuales fueron los obstáculos de los años oscuros de la Edad Medía? Pues que con la caída del Imperio Romano de Occidente en el año 476 y las invasiones de los pueblos del norte y del sur, en Europa se perdieron muchos de los conocimientos del mundo antiguo y se instauró una nueva mentalidad de que “todo lo desconocido” o no comprendido estaba asociado a la magia o la brujería. Así es que no hubo en aquellos primeros siglos medievales innovaciones tecnológicas en la agricultura que mejoraran su productividad y la energía para el cultivo era exclusivamente “humana y animal“. El problema se agravó aun mas por existir una población desigualmente distribuida y el resultado fue simple: los alimentos producidos no bastaban para alimentar a todos y empezaron las “hambrunas“.

La cosa se agravó después con el llamado “fenómeno de las fortificaciones“. Para resistir a la violencia se establecieron licencias para edificar robustos “castellum” que dieran seguridad a la gente (sobretodo a los campesinos que pese a los mil tormentos de aquella época tenebrosa intentaban mantener una pequeña vitalidad económica y demográfica) y así a principios del primer milenio se “fortificaba todo” para defender a una colectividad de campesinos y guardar sus cosechas.

El resultado final fue una concentración sistemática de la población alrededor de los centros fortificados y sólo se aprovechaba una ínfima parte de la tierra cultivable. Los campesinos preferían cultivar al abrigo de la fortaleza o dentro de ella en un recinto llamado “domus maior” o “palatium“( en concesiones por lotes dadas por el señor feudal) y los huertos se plantaban al abrigo de los muros y a poca distancia se ponían las viñas y los cultivos de cereales. Se trataba pues de una agricultura “en estratos y en orden de productividad decreciente”.

Como “si no comes te mueres” la gente en aquellos tiempos no solo moría por la mala calidad de vida o las guerras sin cuartel. La gente “moría sencillamente de hambre“. He aquí una explicación del por qué durante estos primeros siglos del Medievo murieran más personas de las que nacían..El crecimiento posterior se produjo cuando bastantes siglos después se produjo un interés por el saber y el conocimiento y el hombre descubrió herramientas de productividad que mejoraron su agricultura y ganadería y pudieron obtenerse más recursos que alimentasen a las poblaciones.

Acerca de mrjaen

La curiosidad es lo que me mueve a escribir

»

  1. enriqueforja dice:

    Sencillamente magnífico

  2. machafato dice:

    Me gustaría saber las fuentes. Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s