20120315-173909.jpg

La “Ley de vagos y maleantes” , conocida popularmente como “la Gandula” fue una ley del código penal español de 4 de agosto de 1933, aprobada por consenso de todos los grupos políticos de la segunda república para el control de mendigos, rufianes sin oficio conocido y proxenetas. Uno de los más extendidos mitos es que esta Ley fue promulgada por el General Franco. Sin embargo, es una Ley de la República, salida del siniestro magín de Manuel Azaña.

Se aprobó por las Cortes Constituyentes de la República, y firmada y promulgada el 4 de agosto de 1933. Curiosamente, el fundamento de esta norma era el famoso comienzo del artículo 1º de la Constitución de la República de 1931, el cual señalaba que «España es una República de trabajadores de toda clase…». Es decir, era persona peligrosa la que no tuviera trabajo o no pudiera trabajar.

Yo propongo que se regule una “nueva Ley de Vagos y Maleantes” aplicable a la gentuza que últimamente prolifera por nuestras calles y que responde a tres tipos: los “agitadores callejeros“, los “aparcacoches” y los “carteristas“.

El perfil del “agitador callejero” es el perroflauta dirigido por el “Comando Rubalcaba”, manifestante de esos “Sindicatos de clase” que siguen estancados en el siglo XIX haciendo daño a los trabajadores, y metiendo follones callejeros apoyando el paro y “mirando para otro sitio” en relación a los seis millones de puestos de trabajo destruidos en España.

El perfil del “aparcacoches” es el de un ciudadano para el que la antes llamada “vía pública” resulta ser para él “privada”. Cuando algún pobre ciudadano aparca su coche en una calle cualquiera, justo cuando pone el freno de mano y se dispone a salir, aparece este personaje exigiéndole una cantidad que oscila entre 60 céntimos y 1’50 euros. ¿Que por qué? Supongo que porque “la calle debe ser suya” , y el ingenuo conductor debe “alquilarlasela para poder aparcar”. No te queda otra opción que la “de pagar” porque es preferible que te roben un euro a que te rompan el coche.

Por último, el “carterista” responde al arquetipo de extranjero “sin papeles” con un curriculun ya larvado en sus países de origen como “delincuente” , que vienen aquí a España a hacer su agosto

A todos estos personajillos Franco, tan “fascista” como siempre, los llamaba “vagos y maleantes“. Y en la época de Franco no había ninguno en la calle. Casi diría que, al menos, tengo que darle la razón a mi señor padre, cuando me decía “que España funcionaba mejor con Franco“.

Acerca de mrjaen

La curiosidad es lo que me mueve a escribir

Un comentario »

  1. gallego dice:

    España de Orden Público y Prosperidad del General Franco…….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s