Tras la declaración unilateral de independencia de Cataluña del pasado viernes por su Parlament y ante la intervención de esa autonomía por el gobierno español en aplicación del artículo 155 de la Constitución Española se han desplazado a Bruselas el señor Carles Puigdemont y los hasta ahora consellers Joaquim Forn (PDeCAT), Meritxell Borràs (PDeCAT), Antoni Comín (independiente), Dolors Bassa (ERC) y Meritxell Serret (ERC)— s . De ellos Forn y Bassa han regresado a Barcelona pero el ex President ha manifestado que no tiene intención de comparecer ante la justicia y sigue por Bruselas pese a que está citado como imputado por rebelión y sedición el jueves 2 de noviembre

Todo parece indicar que este hombre tienen la intención de solicitar asilo político o preparar una estrategia de defensa destinada a dilatar al máximo su proceso judicial que se adivina largo y espinoso, y de camino continuar con sus provocaciones al estado español

En Bélgica tiene de aliado al responsable de la Inmigración de ese país, un zumbado nacionalista flamenco llamado Theo Francken, que le ha dicho que quizás se le podría conceder ese asilo político, lo cual no sorprende ya que Francken pertenece a la N-VA: nacionalistas flamencos —al filo del ala ultra en materia de migración y otros asuntos— una formación que ha mostrado una y otra vez sus simpatías por el procés catalán.

Y Puigdemont como maestro de la confusión ahora sale diciendo que no regresará a España hasta que “tenga garantías“.

No sabemos cuáles son las garantías que exige pero este sainete me recuerda a aquel viejo anuncio publicitario de Ikea, en el que aparecía un simple felpudo a la entrada de un apartamento, indicando aquello de ‘Bienvenido a la República Independiente de tu Casa’ .La situación de estos tramposos catalanes sería como si uno de los vecinos de una comunidad de propietarios hiciera un referéndum y con el 100% del voto escrutado y un total de 1 voto a favor y 0 en contra se declarase Independiente de esa Comunidad

Para este vecino su Comunidad sería un ancla que le impediría acceder a la prosperidad ya que la misma “le roba” por lo que a partir de declararse independiente eso justificaría el que dejara de pagar los recibos comunitarios con excusas como las de no utilizar el ascensor u otros servicios. Su ‘nacionalidad’ sería la de su casa y también podría solicitar a la comunidad el que le permitiera jugar partida de mus con otros vecinos, para, tras las mismas, cantar el himno nacional de su domicilio,

Se trata de un tipo de independencia que es bastante común en las Comunidades que tienen vecinos morosos y que suele terminar cuando esa comunidad aplica judicialmente el procedimiento monitorio previsto en la Ley de Propiedad Horizontal y embarga el piso al díscolo vecino independiente aunque este pida amparo al propietario del bar de los bajos del inmueble.

El esperpento montado por el señor Puigdemont estaba condenado al fracaso y él lo sabía porque aunque la Carta de las Naciones Unidas reconoce el principio de la libre determinación en virtud del cual “todos los pueblos pueden determinar libremente su condición política y perseguir libremente su desarrollo económico, social y cultural” también es cierto que este principio se introdujo paralelamente a los procesos de descolonización de los territorios y tan sólo cabe plantearlo en los supuestos de territorios anexionados por conquista u ocupación; es decir pueblos oprimidos por violación masiva y flagrante de sus derechos, y esto no pasa en Cataluña.

Por eso, y aunque Puigdemont sabe que su República de Cataluña es una ‘República de la señorita Pepi’ aún sigue dispuesto a seguir toreando a don Mariano Rajoy y al bloque constitucionalista que lo apoya (C’s y PSOE) ya que sabe que mientras estos partidos se nieguen a cerrar medios como TV3 que sigue presentando a Puigdemont como President él seguirá teniendo opciones y la prueba es que ya ha dicho que no se da por cesado (aunque acata las elecciones convocadas por nuestro gobierno para el 21-D).

Así es que yo me pregunto: ¿será detenido finalmente este trilero o se le va a seguir dando cuartelillo? Recordemos que hace poco el portavoz del Gobierno, don Íñigo Méndez de Vigo, nos dijo que el Ejecutivo recibiría con agrado su presencia en las futuras elecciones .

Y mientras el tinglado Puigdemont & Cia siga con su farsa y el señor Rajoy siga con la tranquilidad que muestra ante este problema, sin aplicar mano dura, mal van a ir las cosas por Cataluña. Solo nos queda la esperanza de que cuando las ratas sienten que va a hundirse el barco donde habitan procuran abandonarlo. Si no lo hacen las ratas de este navío es porque se sienten seguras en el mismo. Me temo que se avecinan malos tiempos y que la nave de la independencia catalana aún puede tardar bastante tiempo en hundirse.

Acerca de mrjaen

La curiosidad es lo que me mueve a escribir

»

  1. Gabriel Tamayo dice:

    Mientras MR no se ponga duro, que no se pondrá porque sigue siendo un maricomplejines, esto no va a cambiar. Con elecciones y sin elecciones dentro de unos años estaremos igual o peor. … al tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s