La Junta de Andalucía en el año 2012, estableció el sistema de subasta de fármacos por el criterios del ‘principio activo‘ que ya ha sido declarado ajustado a derecho por nuestro Tribunal Constitucional (TC). Sin embargo, somos muchos los usuarios que seguimos cuestionando la calidad de los medicamentos que financia la sanidad andaluza ya que muchos de ellos vienen de empresas farmacéuticas de Europa del este o de Asia. 

El pasado mes de Noviembre, el consejero de Salud andaluz, don Aquilino Alonso, hizo un balance de las políticas sanitarias de la Junta en una comisión parlamentaria sobre Presupuestos y nos dijo que Andalucía es una “garantía de sanidad pública, universal, solidaria, de calidad y gratuita en el acceso” 

Pero, personalmente, tengo que discrepar, por la forma en la que, en esta campaña, la Junta de Andalucía ha desarrollado su campaña de vacunación para personas mayores frente al neumococo 13-valente. 

La enfermedad neumocócica es una patología infecciosa prevalente causa­da por un diplococo llamado  Gram+ Streptococcus pneumoniae del que se conocen más de 90 serotipos (aunque no todos de la misma virulencia). Se estima que 20 de ellos son los responsables del 70% de la llamada ‘enfermedad neumocócica invasora‘ (ENI), originada por una bacteria muy común, que se puede propagar por medio del aire al toser, al estornudar o entrando en contacto cercano con una persona infectada. 

En las personas de más de 65 años la incidencia del ENI es bastante letal. Los síntomas de la neumonía neumocócica suelen aparecer rápidamente y con consecuencias extremadamente graves, dando tasas de mortalidad a medio y largo plazo bastante elevadas: un 8% a los 90 días, un 21% al año y un 36% a los 5 años.

Según un estudio poblacional de la neumonía neumocócica hecho durante el periodo de 5 años comprendido entre los años 2003 y el 2007, la misma ocasionó 937.884 días de hospitalización en centros públicos españoles y generó un coste de asistencia hospitalaria por paciente de 5.353,80 € . Solo en España el Streptococcus pneumoniae fue el responsable de más de 100.000 hospitalizaciones y de casi 8.000 defunciones en el año 2014. 

La prevención de esta enfermedad se basa exclusiva­mente en la utilización de vacunas y la pri­mera vacuna antineumocócica de polisacáridos con 23 serotipos (VNP23) se comercializó en EE.UU en el año 1983 siendo autorizada en España en el año 1999, con unas recomendaciones de utilización de la misma para “grupos de riesgo” a partir del año 2002. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó en el año 2012 una vacunación extensa contra la enfermedad neumocócica invasora (ENI) y asimismo, el Grupo de Vacunas de la SEGG recomendó que en el mismo acto de la vacunación antigripal se administrara también la vacuna contra el neumococo para las personas mayores de 65 años que estuvieran incluidas en ciertos grupos de riesgo. Uno de ellos es la ‘bronquiectasia‘, una condición pulmonar en la que los bronquios se ensanchan de forma permanente, lo que hace que los pulmones tengan más dificultad para eliminar la mucosidad y en casos extremos las vías respiratorias se llenan de la misma. Eso puede dificultar la respiración hasta un punto llamado ‘enfisema‘ en el que el aire queda atrapado en los sacos diminutos y derivar en una insuficiencia respiratoria que podría poner en peligro la vida del paciente.

El Gobierno andaluz incluyó una partida de 200.000 dosis de vacunas contra el neumococo en el año 2012. Las vacunas disponibles en aquel entonces eran las del tipo VNP23 como la ‘Pneumo 23‘ y la ‘Pneumovax 23‘ que conferían inmunidad frente a 23 serotipos de S. pneumoniae: 1, 2, 3, 4, 5, 6B, 7F, 8, 9N, 9V, 10A, 11A, 12F,14, 15B, 17F, 18C, 19A, 19F, 20, 22F, 23F, 33F. Para ambos productos, y tras la primera vacunación se recomendaban otra revacunación a los 3 o 5 años para determinados grupos de pacientes con alto riesgo de padecer la infección por neumococo.

El precio medio por dosis (sin iva) que logró la Junta en aquel año para aquellas vacunas fue de unos 4,80 euros por dosis, con una cláusula por la cual las empresas adjudicatarias debían de comprometerse a revisar a la baja los precios si el Ministerio adquiría vacunas a un precio menor y tras esta adquisición la Consejería de Salud y Bienestar Social de la Junta de Andalucía vacunó a algunos grupos de riesgo con este tipo de vacunas en una dosis única inyectable y en el mismo acto vacunal de la gripe para la campaña 2012/2013. Yo fui uno de los que la recibieron en el año 2013 y al vacunarme me dijeron que era recomendable una revacunación posterior.

En aquel tiempo ya existía una vacuna más efectiva y la única que podía considerarse (con ciertas restricciones) como una vacuna ‘semipermanente‘ . Se trataba de la vacuna conjugada tipo VCN13 cuyo producto más significativo era el ‘Prevenar 13‘ de Pfizer Limited. 

Aquella vacuna se autorizó por procedimiento europeo CE el 9/12/2009 y su eficacia está basada en que reduce a la mitad la colonización de los 13 serotipos que con más frecuencia causan la enfermedad neumocócica (1, 3, 4, 5, 6A, 6B, 7F, 9V, 14, 18C, 19A, 19F, 23F) protegiendo también frente a otras enfermedades como la meningitis.

Actualmente el precio de está vacuna (PVP) es de 76,34 euros/dosis, y su Precio Venta Laboratorio (PVL) oscila entre los 48,4 euros/dosis.Ignoro el precio que tendría en el año 2012 pero-como es lógico pensar- con un presupuesto de 4,80 euros por dosis en el año 2012 la Junta no pudo utilizar este tipo de vacuna y debo de suponer que la que a mi me pusieron sería del tipo VNP23 del tipo de las antes citadas.

Pasado el tiempo el Ministerio de Sanidad decidió recomendar la ampliación de los grupos de personas a vacunar contra la enfermedad neumocócica invasora dando un plazo hasta el año 2016 (probablemente por motivos presupuestarios) para que todas las CCAA españolas lo hiciesen.En la campaña de vacunación de la gripe del pasado año 2016 el Servicio Andaluz de Salud (SAS) decidió incluir esta vacunación contra el neumococo para las personas de edades comprendidas entre los 65 y los 73 años y en su Cartera de Servicios de Atención Primaria dio unas directrices para la aplicación de estas vacunas a los mayores andaluces.

En las mismas la Junta de Andalucía recomendaba el inmunizar a las personas con riesgo de enfermedad neumocócica con un registro de la vacunación efectuada, suministrada en una sola dosis de vacuna, pero luego añadían una coletilla en la que decia que “la revacunación no se recomienda de forma rutinaria

No sé cómo los profesionales sanitarios andaluces interpretaron estas directrices pero, si puedo contar “mi caso particular” y es que cuando el pasado año fui a recibir mi vacuna antigripal solicité expresamente mi deseo de ‘ser revacunado‘ contra el neumococo manifestando que yo era un paciente con bronquiectasia, que había sido vacunado en el año 2013 con una dosis- en teoría- de VNP23. La respuesta del enfermero del SAS que me atendió (Noviembre 2016) fue esta:” Vd. ya fue vacunado en el año 2013 para TODA LA VIDA“.

Aunque no me quedé muy convencido, supuse que sería así, pero la realidad me mostró posteriormente el  que mi anterior vacunación ya no debía de protegerme porque en las tres últimas semanas de Febrero tuve un grave episodio de infección neumocócica con dolor en el pecho, dificultad para respirar y tos con flema (incluso tuve que llamar al 061) 

Aunque se me había dicho que estaba VACUNADO PARA TODA LA VIDA la realidad es que no era así y- aparentemente- ya no estaba inmunizado, por lo que tras consultar con mi médico, el mismo me recomendó una revacunación (pagando su importe) con la vacuna ‘Prevenar 13‘ 

Pero ahora me surgen unas dudas que quiero comentar aquí. Resulta que hay un programa de adquisición por parte de la Junta de Andalucía publicado en el «BOE» núm. 254, de 20 de octubre de 2016, páginas 63141 a 63141 (1 pág.) Sección: V. Anuncios – A. Contratación del Sector Público donde se dice: ‘suministro de vacuna frente al neumococo 13-valente destinado al Programa de Vacunación Andaluz‘ señalando como empresa adjudicataria a  Pfizer S.L. y por un importe neto de 16.280.000,00 euros

No sé si esta adquisición se refiere a la vacuna ‘Prevenar 13‘ (la mejor y la que yo me he puesto a costa de mi bolsillo) pero con la dotación presupuestaria que hizo la Junta en su convocatoria de compra y si tenemos en cuenta que el precio venta laboratorio (PVL) de esta vacuna es de unos 48,4 euros a mi me sale que podrían adquirirse unas 336.363 dosis y si se vacunara a todos los andaluces de edades  comprendidas entre los 65 y los 74 años no habría suficientes vacunas para todos ya que según los datos de población de la comunidad andaluzada del año 2015,en aquel año ya habia 717.939 potenciales receptores.


Por eso ahora entiendo que se descarta vacunar a los que ya habíamos recibimos la vacuna en años anteriores ya que 717.939 dosis de ‘Prevenar 13‘ en base al presupuesto concedido por la Junta tendrían que salir a un precio medio del orden de 22,68 euros por dosis y esto no lo creo posible.

El problema ahora es el saber si se está poniendo actualmente la vacuna VCN13 (tipo ‘Prevenar 13‘ ) a los mayores de 65 en Andalucía y no vacunados anteriormente o si se sigue vacunando a la gente con el tipo VNP23 . ¿Por qué es esto importante? Pues porque si se estuviese poniendo una vacuna distinta del ‘Prevenar 13‘ habría que informar al usuario de que ‘deberia revacunarse‘ si su médico lo incluye en los grupos de riesgo en vez de dar instrucciones genéricas de que: “la revacunación no se recomienda de forma rutinaria“. 

Me limitaré a poner las recomendaciones del CDC (Centros para el Control y la Prevención de enfermedes) que aconseja poner 2 vacunas antineumocócicas a todos los adultos de 65 años o mayores en grupos de riesgo con estas pautas:

* Deben recibir una dosis de la VCN13 seguida por una dosis de la VNP23 al menos un año después.

* Si han recibido ( como mucha gente antes) una dosis de la VNP23 se les debería administrar al menos un año después otra de la VCN13 para su inmunización completa 

* Si recibieron una dosis de la VCN13 a una edad temprana, ya no deberían recibir ninguna otra dosis de esta misma vacuna.

Resumiendo: lo correcto sería revacunar a todos los mayores de 65 años pertenecientes a grupos de riesgo que recibieron la vacuna VNP23 en su día con la nueva VCN13 y si se está poniendo esta última sería aconsejable revacunar de nuevo con la VNP23 a los grupos de riesgo en el 2018.

Como podemos ver un programa correcto de vacunación contra la enfermedad neumo­cócica invasora (ENI) cuesta bastante dinero y aunque yo comprendo que la Junta de Andalucía quiere “ahorrar dinero” en recursos sanitarios esto no debería de hacerlo a costa de confundir al personal. Seamos serios. 

Fuentes

http://www.msssi.gob.es/profesionales/saludPublica/prevPromocion/vacunaciones/docs/Neumococo_Gruposriesgo.pdf

http://www.sendasenior.com/Gripe-neumococo-y-herpes-zoster-vacunas-clave-para-los-mayores-de-60-anos_a3751.html

http://www.smacor.com/Salud%20resuelve%20su%20concurso%20de%20compra%20centralizada%20de%20vacunas%20antes%20que%20el%20Ministerio.pdf

http://www.prevnar13adulto.com

Acerca de mrjaen

La curiosidad es lo que me mueve a escribir

»

  1. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com esta entrada

  2. Muy buena la información que vale la pena leer y cuanto a mi opinión las vacunas me dan mala espina ya que las vacunas son la enfermedad misma y que le coloquen una enfermedad a uno no está nada bien claro que a la humanidad se las vende como algo revolucionario en la salud

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s