Chiste de Mel

 

En ajedrez existen tres jugadas típicas para ir acorralando al Rey enemigo en una banda. Son los “Mates de Rey Dama, Rey Torre y Dos Torres”. La primera consiste en el acoso de la Dama que va empujando al Rey sin dar jaques hacia la columna a o h o hacia la primera u octava fila y allí con ayuda de su Rey le dará jaque mate al Rey contrario. La segunda es similar a la primera  pero un poquitín más difícil puesto que la Torre es una pieza menos potente que la Dama, pero básicamente sigue también el método de  ir arrinconando al Rey contrario en la banda con la ayuda del Rey propio. En la tercera, se acorrala al Rey contrario en una banda también y las Torres van formando una escalera en la cual van encerrando al Rey enemigo , para que cuando llegue a la última fila o columna darle ” jaque mate”. Rajoy hace lo mismo que los buenos jugadores de ajedrez, y sabe quitarse de en medio a “quienes le molestan” poco a poco , comiendose las piezas del contrario, hasta quedarse “solo en el tablero”. Su estrategia, consiste en “darle su total apoyo en privado para luego dejarlo con el culo al aire en publico” y así obligarlo a DIMITIR. Esto siempre le ha funcionado y ya ”la lista de “defenestrados” en el PP”  bajo sus manos empieza a ser larga. El chiste que hoy Mel ha publicado el “El Diario de Cádiz ” no tiene desperdicio. Se titula “Maquiavelo Style” pero yo lo llamaría mejor “Rajoy Style” a propósito de la hábil maniobra que don Mariano ha utilizado para librarse de su Ministro  Alberto Ruiz Gallardón.

Pero si don Alberto se hubiera molestado en “repasar la historia de don Mariano” debería haber intuido lo que podría pasarle. Podría- por ejemplo- haberse fijado, en lo que le pasó al antiguo Presidente del PP don Josep Piqué y habría visto que en aquellos tiempos a don Mariano no le gustaba ” la línea oficial del partido” que llevaba don Josep. Por eso siempre le decía  “en privado” que “apoyaba su línea moderada” pero “nunca le daba su apoyo público.  Fue la manera que usó para obligarlo a dimitir en el año 2007.  Y ¿ qué decir de lo que le pasó a doña María San Gil, aquella presidenta del PP en el País Vasco y a don José Antonio Ortega Lara? Ambos le “estorbaban” en el 2008 porque don Mariano quería abrir en aquellos tiempos “una nueva línea de menor agresividad con el nacionalismo vasco y con ETA” . La solución era sencilla : con María San Gil empezó a usar la táctica del: “mucho te quiero pollito pero pan poquito” hasta que ella solita se dio cuenta y renunció a su escaño, ocasionando con su  dimisión también la del señor Ortega Lara (dos pájaros de un tiro”). También `podría haberse fijado en lo que le pasó al señor  Eduardo Zaplana, aquel “amigo del alma” de don Mariano que veraneaba con él,  junto con don Jaume Matas ( también compañero en mil batallas)  y habría visto cómo en “la sucesión de Aznar”,  don Eduardo Zaplana se partió el pecho por el señor Rajoy, apostando fuerte por él. Sin embargo Zaplana era “un rival” porque mandaba mucho en el PP y eso no le convenía a don Mariano. Lo que hizo fue lo de siempre: “prometerle cosas para luego olvidarlas” .y después de ser nombrado ” nuevo líder del PP” alejarse de Zaplana y apostar por don Francisco Camps” que era “su gran rival”. Mano de santo porque con esto dio lugar a que este hombre dejara la política y se pasara a la empresa privada en abril de 2008 (fichando por Telefónica). Además en aquella jugada  también se quitó de en medio a algunos otros rivales como don Carlos Aragonés y don Ángel Acebes, que se quedaron de “diputados rasos“.

Podrías haberse dado cuenta también de lo que le pasó a don Juan Costa,a quien Rajoy le pidió que hiciera el programa electoral del PP en el año 2008 pero como “aquello no funcionó” don Mariano ” le hizo el vacío” y en noviembre de aquel año el Sr.Costa renunció a su escaño de diputado por Castellón y volvió a la consultora Ernst &Young. O del caso de don Manuel Pizarro, aquel ex presidente de Endesa y “el gran fichaje del PP para las generales del 2008″  a quien  ilusionó diciéndole que lo había llamado para ser el “posible Ministro de Economía”, pero después lo dejó de lado para ascender a su colega Montoro y don Manuel también tuvo que irse, renunciando a su escaño de diputado en enero de 2010.

Pero, con todo lo listo que es don Alberto, se le ha pasado por alto  “un caso de libro”, incluso definido en los tratados de psicología como “el síndrome de matar al padre“. Fue lo que le hizo al líder popular don Francisco Álvarez-Cascos, el hombre que en sus tiempos de Secretario General del PP le dijo a don José María Aznar que “quería meter a un jovencísimo Rajoy en la cúpula del PP”. Aznar hizo caso al señor Cascos y don Mariano “creció a su sombra” en sus primeros tiempos; sin embargo, cuando “se hizo mayor” alguien le aconsejó que debería de “romper con el aznarismo” por lo que Cascos empezó a  “estorbarle” y para librarse de él le hizo “su jugada preferida”, que es la de “dejarlo  que creyera que contaba con su apoyo” en aquel intento del asturiano de ser candidato numero 1 del PP en su tierra”;. Sin embargo, poco después señor Álvarez-Cascos se enteró por la prensa   “de que no iba a ser candidato”  y aquello lo obligó a tener que dimitir por dignidad .

Parece mentira don Alberto que “no conozca usted a don Mariano en su salsa

Fuente de la imagen:
http://elchistedemel.blogspot.com.es/?m=0

Acerca de mrjaen

La curiosidad es lo que me mueve a escribir

Un comentario »

  1. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com esta entrada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s