20130212-101111.jpg

Hubo una época en la que todo lo que rodeaba a los Papas estaba envuelto en guerras, traiciones, muertes y ambiciones y los papados eran relativamente cortos; difícilmente se podía encontrar a algún pontífice que superase los dos o tres años en su cargo pero “los papados contemporáneos” ahora son mucho más largos”. Por ejemplo Pío IX estuvo desde 1846 a 1878 (31 años, 7 meses y 23 días ), su sucesor León XIII estuvo desde 1878 a 1903 (25 años, 5 meses y 1 día ) y el antecesor de nuestro últimos papa, Juan Pablo II estuvo en el Vaticano desde el año 1978 hasta el 2005 (26 años, 5 meses y 18 días).

Ayer el cardenal Joseph Ratzinger titular de nuestro actual papado con el nombre de Benedicto XVI anunció su renuncia para el próximo 28 de febrero. Un hecho histórico que no de se repetía desde la época de Celestino V, que decidió presentar su renuncia el 13 de diciembre de 1294, tras cinco meses de pontificado, para volver a su antigua vida eremita. Aquí pongo-por su interés- el comunicado íntegro de su “dimisión”

Su pontificado ha durado ocho años y se va en un acto de honradez, porque accedió al papado con 78 años y ya tenía una «avanzada edad » y una salud no muy estable. Con 86 años, es consciente de sus “limitaciones”, máxime cuando ya había tenido algunos “sustos” por problemas coronarios

Como no podía ser de otra manera, el “ingenio popular” que nunca descansa ha ocasionado “comparaciones” entre el cardenal Ratzinger y Don Mariano Rajoy. Se ha creado un grupo en Facebook titulado “Rajoy deja que tu fe te guíe y, como el Papa, dimite” que se autodefine como: “una página para hacerle llegar a Mariano Rajoy el mensaje divino que el Papa le envía con sus actos: Dimite mientras puedas” y tambien en Twitter se han colocado supuestos “tuits divertidos sobre la renuncia de Su Santidad “

Para mí estas cosas no tienen ninguna gracia. En primer lugar porque son “chiste fáciles” que no respetan en absoluto lo que es “la estructura de un chiste”. Un chiste es un dicho u ocurrencia aguda que contiene una serie de palabras con un juego verbal o conceptual capaz de mover a risa. La mayoría de los chistes tiene dos partes: la “introducción” (por ejemplo, “Un hombre entra a un bar…“) y “la gracia” ( por ejemplo, “y le dice al camarero: Póngame un vinito y otro para la batalla, y así unas 15 veces y el camarero extrañado le pregunta:-¿Que batalla? y el otro responde: -la que voy a tener con usted porque no le puedo pagar“). La combinación de “la introducción” y “la gracia” es lo que provoca la situación cómica que hace reír a la audiencia.

La “gracia suprema” nos la ha dado la portavoz del Comité Electoral del PSOE, la sin par Doña Elena Valenciano. Una señora que ha llegado a su puesto desde la centralita telefónica de Ferraz en donde comenzó a trabajar como telefonista en la década de los ochenta. Su ascenso desde ese puesto hasta la “vicesecretaria general del PSOE” demuestra “su talla intelectual” (acorde con la de otros cuadros socialistas). Aquí está el video de “su gracieta”.

Analicemos el “chiste” de Doña Elena Valenciano? Esta es la “introducción” :

– “El PSOE respeta “profundamente” la decisión del Papa Benedicto XVI

Y esta es “la gracia

– “Esa no era la dimisión” que los socialistas habíamos pedido

No se podía esperar menos de ella.y le diré un par de cosas

En primer lugar querer aconsejar a Rajoy “su dimisión” apoyandose en “la del Papa” es una broma estúpida porque ambas dimisiones no tienen ninguna comparación. El Papa tiene “un cargo vitalicio” que ostenta hasta su fallecimiento y Don Mariano tiene “un cargo prestado” por un periodo de cuatro años. ¡Qué mas quisiera el señor Rajoy que “su cargo fuese vitalicio”! .

En segundo lugar, la “talla moral” de de ambas personas son absolutamente incomparables. Don Mariano Rajoy ya nos dijo el pasado 2 de Febrero en su comparecencia del “Todo es falso” que: “ Si alguien piensa que, mediante el acoso, yo me voy a encoger o que puedo abandonar la tarea que los españoles me han encomendado, tengo que decirle que se equivoca”.

Y el Papa Benedicto XVI se va con estas palabras: “Después de haber examinado ante Dios reiteradamente mi conciencia, he llegado a la certeza de que, por la edad avanzada, ya no tengo fuerzas para ejercer adecuadamente el ministerio petrino”.

Rajoy y Ratzinger son dos hombres separados por una enorme distancia. Uno “se aferra a un cargo del que solo le quedan dos años” y el otro “renuncia al suyo vitalicio por coherencia“. No hay ningún “chiste” ni “broma” que pueda asociar a estas dos personas y tengo que reírme de la idiotez de Doña Elena Valenciano que ha superado con “la suya “ todas las gracias de Facebook y de Twitter

20130212-103402.jpg

Existe tanta distancia entre ambas personalidades” que para medirla se requerirían las unidades utilizadas en Astronomía. Por ejemplo el “Año Luz (AL)” (1 AL=10 billones de kilómetros) o mejor el ”Parsec” ( 1 parsec= 3,26 A.L. algo más de 32 billones de kilómetros)

Que también son unidades apropiadas para medir la distancia entre “la idiotez” y “la inteligencia” de Doña Elena Valenciano

Acerca de mrjaen

La curiosidad es lo que me mueve a escribir

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s