Johann Baptist Strauss (hijo)

La música de Johann Strauss II  (Johann Baptist Strauss) es interpretada regularmente en el Concierto de Año Nuevo de la Orquesta Filarmónica de Viena del 1 de Enero del cual él es el protagonista indiscutible

Nacido el 25 de Octubre de 1825 en St. Ulrich, Viena, este compositor y director de orquesta austriaco, era hijo de Johann Baptist Strauss y hermano de Josef y Eduard ambos también grandes compositores (aunque no alcanzaron su fama) y fue conocido en Viena como el “rey del Vals“, debiéndose en gran parte a sus composiciones la popularidad que gozó este género musical en el siglo XIX. 

Hay una reflexión escrita en un vaso de arcilla descubierto en las ruinas de Babilonia, de más de 4.000 años de antigüedad que dice:, “Esta juventud está malograda hasta el fondo del corazón. Los jóvenes son malhechores y ociosos. Ellos jamás serán como la juventud de antes. La juventud de hoy no será capaz de mantener nuestra cultura“. Esta cita sirve para demostrar que la visión catastrofista sobre los jóvenes y los conflictos intergeneracionales vienen de antiguo y eso fue lo que pasó en la relación entre Strauss contra Strauss, una rivalidad, padre-hijo.

El joven Strauss encontró muchas dificultades en sus primeros años como músico y todo se debió a que su padre “no quería saber nada de sus planes musicales“. Johann Strauss, padre junto con el compositor Josef Lanner, había formado el Cuarteto Lanner y en 1825 creó la Orquesta Strauss. Con ella empezó la popularidad de los valses vieneses y llegó a ser nombrado por Fernando I en el cargo de Director Musical del Baile de la Corte creando grandes obras como la Marcha Radetzky y el vals Lorelei Rhein Klänge .Pero Strauss I no quería que su hijo se convirtiera en su rival, y quiso apartarlo de la música y así fue como Johann Strauss hijo, se convirtió en 1841 en un estudiante de la universidad politécnica, que no tenía gran interés en la árida contabilidad, siendo expulsado de este centro después de dos años, por “conducta contraria a la disciplina“. 

Ni siquiera un profesor particular pudo salvar la situación porque Johann faltaba a las clases, pero gracias a su madre pudo realizar los estudios de música, estudiando violín con A. Colman, y composición con J. Hoffmann y J.Drechsler. Tras una desagradable y violenta escena con su padre terminó abandonando a la familia, echándose en brazos de una amante, Emilie Trampusch, y con solo 17 años decidio firmemente concentrarse en su carrera de compositor solicitando un permiso policial para “tocar con una orquesta de entre 12 y 15 personas en establecimientos de hostelería” . El mismo día en que su madre solicitaba el divorcio de su padre, fue capaz de persuadir al Casino Dommayer en Hietzing, Viena, para hacer su debut en 1844 con su orquesta en aquel establecimiento. Aquel año comenzó sus primeras giras de conciertos (1846-47) que lo llevaron a Estiria, Hungría, Serbia y Rumania. Aún así la influencia de Johann Strauss padre era tan fuerte que mucha gente se opuso a ofrecerle contratos, pero eso no impidió que el joven Strauss II revolucionara el vals, y lo elevara desde una danza campesina hasta ser uno de los entretenimiento favoritos de la Corte Real de los Habsburgo. 

Cuando consiguió mayor popularidad que su padre y acepto el cargo de “Maestro de Capilla del Segundo Regimiento de Ciudadanos de Viena” (que había quedado vacante tras la muerte de Josef Lanner dos años antes) la rivalidad entre padre e hijo se hizo mucho más evidente. 
  Johann Baptist Strauss (padre)

En el verano de 1847 finalmente hizo las paces con el mismo y hay una curiosa historia que cuenta que en la víspera del santo de su progenitor, Johann II le tocó una serenata consiguiendo así  que el mismo le perdonara. Así fue como cuando Strauss padre murió en septiembre de 1849 y Johann II se encargó de la orquesta de su padre y en los funerales celebrados el 11 de octubre de aquel año hizo su primera salida a escena tocando el réquiem de Mozart aunque los músicos de la primitiva orquesta paterna se opusieron a que la misma fuera heredada por aquel joven sucesor y no quedó más remedio que disolver la misma y reorganizarla.

Después de crear su primera orquesta fundó muchas otras que tocarían en diversos establecimientos de entretenimiento y de baile, como el “Sperl” y el “Apollo“, a quienes les dedicó varias piezas con sus nombres para conmemorar sus primeras actuaciones. Más tarde, aceptó comisiones para tocar en Rusia para el archiduque Michael y el Zar Alejandro II, especialmente en Pavlovsk, donde había sido construida una nueva línea de ferrocarril. Cuando las comisiones se hicieron demasiado complejas para atenderlas él solo, trató de convencer a sus hermanos Josef y Eduard para que lo sustituyeran en su ausencia. 

Su mala salud y su apretada agenda le causaron problemas y en 1853, tuvo que internarse en un sanatorio, ya que sufría escalofríos y padecía de neuralgia. Gracias a su madre Anna Strauss (que no quería que la empresa familiar no se viniera abajo) se convenció al reacio Josef para que asumiera el mando de la orquesta Strauss y los vieneses acogieron con satisfacción a ambos hermanos. Josef dejó su propia marca con sus propios valses en una nueva rivalidad muy propicia para el desarrollo del vals. 

Los esquemas formales del vals se modificaron, los períodos se ampliaron con reanudaciones variadas y melodías enriquecídas con el estilo de Ländler. Son composiciones de tres actos, diálogos hablados y partes cantadas en forma de lied binario o ternario con bailes de máscaras en los finales de acto, allí donde se concentra la acción. Y así fue como Johann y sus hermanos, Josef y Eduard no limitaron el repertorio de su orquesta a la música de baile, sino que incluyeron en él música sinfónica y óperas.

Su orquesta interpretó por primera vez en Viena una obra de Wagner en 1853 y la coronación del proceso creativo de Johann Baptist Strauss (que consolidó su posición como “rey del vals“) se gestó con su exquisito vals “El Danubio Azul” op. 314, que nació como un vals coral con texto escrito por un poeta local. 

Y lo más destacado del triunvirato de los Strauss quedó de manifiesto en el “Concierto de Música Perpetua” de 1860, donde en su acertada broma musical “Perpetuum Mobile” op. 257 interpretada por los tres hermanos encabezando tres orquestas diferentes, el público podía participar y cuando se interpretaba una nueva pieza era invitado a adivinar cuál de los tres la había compuesto

Johann fue admirado por Richard Wagner que admitió una vez que amaba el vals “Vino, mujeres y canto” op. 333 y Johannes Brahms también fue un amigo personal, a quien le dedicó su vals “Seid umschlungen, Millionen!” (¡Sed abrazados por millones!) op. 443, inspirado en la Oda a la alegría de Friedrich Schiller aún así la mayoría de las operetas de Strauss no han tenido un éxito perdurable al compararlas con sus piezas de baile.

Johann Strauss murió de neumonía en Viena el 2 de junio de 1899 a la edad de 73 años y fue sepultado en el Zentralfriedhof de Viena (Cementerio Central de Viena). Al momento de su muerte, se encontraba trabajando en su ballet Aschenbrödel (Cenicienta). Su legado fue recogido por Clemens Krauss quien realizó un programa especial dedicado a Strauss en 1929 con la orquesta vienesa. Desde entonces se continuó con la tradición y todos los días de Año Nuevo la Orquesta de Viena nos deleita con su homenaje al “protagonista indiscutible”. Johann Baptist Strauss (hijo)

  

Fuentes

Wikipedia
https://moleskinepassions.wordpress.com/2010/12/31/el-ano-nuevo-vienes-ii/

Acerca de mrjaen

La curiosidad es lo que me mueve a escribir

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s