Poderoso caballero…

   Siempre resulta, muy ilustrativo volver la vista atrás y releer a nuestros clásicos del Siglo de Oro, uno de cuyos mas señeros representantes fue Don Francisco de Quevedo que “se mofaba de todo“. Uno de sus versos más famosos es aquel en el que se hacía una deificación del dinero  «Madre, yo al oro…