Plan “B” para jubilados españoles a los que no les llega su pensión

20131118-103044.jpg

El llamado «indicador de pobreza» , tal y como lo mide la Unión Europea,ya alcanza en España al 20% de la población, pero entre los jubilados llega al 31%, lo que sitúa a este país en el peor nivel, tan sólo superado por Chipre. La pensión media en España es de 749 euros y un 31% de mayores ya están actualmente en «riesgo de pobreza, porcentaje que si se trata de personas que viven solas ya se eleva al 33% entre los hombres y al 52% entre las mujeres.

Visto lo anterior advierto a priori que lo que pongo a continuación es sólo una «fantasía literaria» y que no pretendo «dar ideas a nadie»

Vamos a imaginarnos a uno de estos pobres jubilados al que nuestro Gobierno le ya le ha dicho que:

1- Tiene que subirle los impuestos

2- Va a obligarle a pagar por las consultas médicas

3,- Va a suprimirle su ayuda social por dependencia,

4 – Ya no puede ofrecerle una plaza en una Residencia pública

E imaginemos que ese jubilado en un acto de desesperación coge un arma de fuego y con ella dispara a algún político. Naturalmente, ante esta circunstancia será enviado a prisión. Una vez allí nuestro jubilado se encuentra con:

1 – Que tiene un régimen de «pensión completa» con tres comidas al día y calefacción central en su habitación

2 – Que comprueba que «sigue cobrando su pensión«.

3 – Que si su salud se lo permite y tiene pareja, ve que le dan el derecho a tener un «vis a vis» con ella una vez por semana

4 – Que ve que sus familiares lo siguen visitando con la misma frecuencia que lo venían haciendo hasta ahora.

5- Que allí le dan todos los cuidados y las consultas médicas gratuitas cuando lo requiera

6- Que cualquier cosa que necesite como dentadura nueva, gafas o incluso prótesis de cadera, rodilla o lo que sea se lo proporcionan sin problemas.

7- Que dispone de gimnasio, sala de juegos e Internet gratis.

Y encima ve que todo lo anterior lo obtiene «sin costes, ni impuestos» para él porque «todo lo paga el Gobierno». Además comprueba que para su delito de «disparar a un político» (incluso aunque tuviera la desgracia de matarlo) las leyes españolas tienen muchos recursos para reducirle su pena (en caso de que quiera salir) y que podrá ser liberado por edad, enfermedad, buen comportamiento o trabajos remunerados dentro de la cárcel.

Supongo que este «plan B» sería atractivo para muchos pobres jubilados que hoy «malviven» en España y espero que «no se den cuenta de esta posibilidad»

4 Comentarios

  1. Mabokus dice:

    Las cárceles Españolas son un lujo, mas de uno se lo plantea.

    Me gusta

  2. ¿Esto no vale para los parados de larga duración?

    Me gusta

    1. mrjaen dice:

      Ja,ja… «no des ideas»

      Me gusta

      1. Dios me libre a mi, de hacer apología del terrorismo.

        «Vamos a seguir trabajando con nuestras únicas armas, la voluntad, el respeto, la constancia, la tolerancia y la solidaridad, espero que nunca perdamos las formas.»

        Me gusta

Los comentarios están cerrados.