Decía Esquilo que “la primera víctima de cualquier conflicto es la verdad” y eso es exactamente lo que pasó ayer en Cataluña con su pulso soberanista.

Junts pel Sí‘ era una coalición electoral de Convergència Democrática de Cataluña (CDC), Esquerra Republicana (ERC), Demòcrates de Cataluña y Movimiment d’Esquerres l que unía a todos los partidos que pretendían que estas elecciones supusieran una alternativa a un referéndum de independencia.Había otra coalición que también quería lo mismo que era esa organización política asamblearia catalana llamada CUP (Candidatura de Unidad Popular) y la primera ha conseguido 62 escaños y la segunda 10 Juntas sumarían 72 escaños que sería un 53,33 % del Parlamento Catalán  

Y tras estos resultados ya vimos a don Artur Mas diciéndonos  que “había ganado el sí y la democracia” y que estas elecciones les daban una “gran legitimidad” para seguir con su proyecto independentista

Pero-una vez más- don Artur se equivoca porque la CUP a través de su líder don Antonio Baños, ya nos ha dicho que el plebiscito planteado por ‘Junts pel Sí‘ se ha perdido descartando la declaración unilateral de independencia  y tampoco parece que estén por la labor de apoyar la candidatura del señor Mas como presidente de la Generalitat de Cataluña. Así es que hagamos números:

Tenemos un total de votantes en Cataluña de 5.314.913 sumando los que han ido a las urnas (4.115.807 un 77,46%) y los que no (1.199.206 22,56% de abstención); los verdaderos defensores de la República Catalana (Junts pel Sí) suman 1.620.973.  ¿ Qué porcentaje de catalanes quieren la independencia? Pues un 30,5 %.

Incluso sumándole los 336.375 votantes de CUP (que no están por la labor de la independencia) tendríamos un total de 1.957.448 independentistas que sería el 36,83% del censo total de votantes catalanes y si esto hubiera sido un referéndum y descontásemos la abstención el resultado habría sido:  47,56 % Si y 52,44% No 
Pero como decía Esquilo lo más sencillo es “falsear la verdad” y seguir apelando a una  “historia oficial inventada ” para este pueblo. Por eso creo que hoy, siguiendo los criterios del señor Mas podemos celebrarlo como el “Feliz Día de la Independencia” de todos los pueblos de España y como ciudadano de Jaén, creo que también mi tierra también tiene motivos para solicitar la misma. Estas son las dos historias:

Cataluña 

  
Escudo de Catalunya, que es el escudo de los condes de Barcelona: De oro, cuatro palos de gules. Fuente: http://dibujoheraldico.blogspot.com.es/2012/07/diada-de-catalunya.html?m=0

El germen de la creación de los condados Catalanes empieza en el fulgurante proceso de la invasión musulmana del siglo VIII con la desaparición del reino visigodo cuando en el año 777 Carlomagno (Carolus Magnus, “Carlos el Grande”) Rey de los Francos entre los años 768 y 814 recibió la petición de ayuda del Califa de Zaragoza Solimán el Arabí para que lo ayudase contra las intenciones de Abderramán I de apoderarse de su ciudad. Carlomagno, aceptó ir en su auxilio pero firmando un pacto por el que se establecia un sistema de gobierno basado en la intermediación de unos señores que controlaban las fronteras. Fueron la llamada «Marca Hispánica» que definía unos territorios que eran parte de un “todo mayor” denominado Hispania y aquellos territorios eran condados que dependian de los monarcas carolingios y que eran manejados por condes de origen franco o autóctonos, elegidos por criterios de eficacia militar para la defensa de las fronteras del reino de los Francos.

  

Fuente: Wikipedia 

Aquellos condados nunca fueron del todo independientes y fueron vinculando de un poder u otro a lo largo de los siglos según los intereses del momento. Eran vitalicios porque Carlomagno y los soberanos que lo siguieron dejaban que se pasaran de padres a hijos siempre que tuvieran lealtad y fidelidad a la corona. El llamado “fuero catalán” (un hecho diferenciador que esgrimen algunos nacionalistas) , en realidad no fue más que una herencia del Forum Judicum visigodo, en el que se inspiró Carlomagno para el régimen especial de aquella “Marca Hispánica”.

Y así llegamos  a finales del siglo IX donde nos encontramos con Guifré el Pilós (Wilfredo el Velloso) que unió varios condados catalanes y antecedente de las cuatro franjas de la senyera por su sangre derramada cuando Barcelona tuvo la invasión sarracena de 897 dirigida por Llip ibn Muhammad y fue asesinado. La historia nos cuenta que aquel conde de Barcelona no hizo ninguna independencia en los condados catalanes y los territorios que gobernó lo hizo en calidad de vasallo del rey franco.

  
Wilfredo el Velloso y la sangre de la senyera. Fuente: http://belosticalle.blogspot.com.es/2012/12/la-letra-con-verso-entra.html?m=0

Cataluña hasta entonces solo era un conjunto de Condados autónomos, bajo la soberanía Francesa y la única referencia que nos describe a esta región como reino fue el sueño de Ramón Berenguer IV. Un conde barcelonés que en un alarde de soberbia utilizó el título de “dominator regni aragonensis” (algo así como dominador del Reino de Aragón) cuando integró su condado en el Reino de Aragón en 1137 tras su matrimonio con doña Petronila, hija del rey de Aragón, Ramiro II 

  
Fuente: Wikipedia

Pero Ramón Berenguer IV nunca fue rey porque Petronila cedió este título al hijo de ambos, Según la tradición aragonesa, las mujeres podían transmitir la corona pero no reinar, y Petronila sólo fue reina de Aragón para hacer rey a su hijo Alfonso II al que transmitió la Corona de Aragón, integrada por el antiguo Reino de Aragón y el Condado de Barcelona. La boda de Ramón y Petronila no alumbró el “reino de Cataluña” y los condados catalanes dependían del rey de Aragón. 

Cuando Alfonso II murió dividió el reino entre sus dos hijos, Pedro y Alfonso y el primero fue nombrado rey de Aragón y conde de Barcelona, con el nombre de Pedro II. Aquí la historia nos cuenta que cuando aquel rey perdió la batalla de Muret contra las tropas de Felipe II de Francia tuvo que dejar a su hijo de cinco años bajo la custodia de Simón de Montfort hasta que el Papa Inocencio III ordenó un consejo de regencia (formado por notables aragoneses y catalanes) y a los 16 años fue nombrado rey con el nombre Jaime I de Aragón el Conquistador

  

Fuente: Wikipedia

Sobre este rey una Crónica de Bernat Desclot, nos narra su viaje a la corte imperial de Alemania para entrevistarse con el emperador, y en la misma se nos dice que se presentó a la emperatriz con estas palabras :“Yo soy un Conde de España al que llaman Conde de Barcelona”. 

A su muerte dejó su reino dividido en dos partes y a su hijo Pedro le legó las tierras de Aragón, Valencia y Cataluña y este Pedro tuvo varios títulos: Pedro III de Aragón que sucedió a su padre con el título de rey de Aragón y Pedro I rey de Valencia y conde de Barcelona.También al casarse con Constanza de Sicilia reinó allí con el nombre de Pedro II pero en sus títulos nunca se hace ninguna referencia a un reinado en Cataluña 

Asi llegamos al siglo XIV cuando se crea la “Diputación General de Cataluña” pero las competencias de aquella Diputación eran incluso menores que las que ahora tiene cualquier Autonomía española. Por eso el afirmar que los catalanes tuvieron “el primer parlamento de la Historia de España” es un delirio de dimensiones absurdas ya que había otros parlamentos en otras partes de España como las cortes leonesas de 1188 y las cortes de Castilla en 1187. 

La Guerra del Segadors entre 1642 y 1652 fue mas bien una reivindicación mas que una revuelta y cuando Pau Claris proclamó la República Catalana el 17 de enero de 1641 también proclamó a a Luis XIII de Francia como “Conde de Barcelona” poniendo a Cataluña bajo soberanía francesa. Cuando concluyó la guerra de los treinta años (con la paz de Westfalia en 1653) Cataluña dejó de ser francesa y retornó a lo que siempre había sido: una región de España.

La  “Diada“ viene de la caída de Barcelona por las tropas borbónicas mandadas por el duque de Berwick el 11 de Septiembre de 1714  pero fue porque a  Felipe V que había realizado importantes concesiones a Cataluña un grupo de catalanes denominados los vigatans lo traicionaron con él y se aliaron con sus enemigos en 1705 con el llamado  “Pacto de Génova”. 

En 1873 bajo la I República, se proclamó un  “Estado Catalá” pero aquello se acabó cuando el presidente de la I República Española, Estanislao Figueras prometió la disolución del ejército español en Cataluña y envió a tres ministros a Barcelona para negociar consiguiendo que  Esquerra Republicana renunciara a su «Estado propio» . Tras la aprobación en 1932 de un Estatuto de Autonomía de Cataluña, en 1934, con Niceto Alcalá-Zamora y Torres de presidente de la República y Alejandro Larroux,de presidente de gobierno  se proclama de nuevo el “Estado Catalán” por el entonces presidente de la Generalitat, Lluis Companys, acusando al nuevo gobierno español de «monarquizante» y «fascista» con estas palabras : «Cataluña enarbola su bandera,y llama a todos a la obediencia absoluta al Gobierno de la Generalitat», La respuesta del presidente Lerroux fue la de declarar el estado de guerra.   

Se ordenó la detención en pleno del gobierno de Cataluña y el general Batet movilizó a una Compañía, que tomó la plaza de San Jaime y ocupó el palacio de la Generalidad de Cataluña deteniendo a los Mossos d´Esquadra. 

  
No hablaré de la Guerra Civil ni de Franco. Seguro que muchos catalanes tienen un mal recuerdo de él pero la independencia nunca se contempló como opción tras aquella guerra y los fabricantes catalanes se apoyaron España que era su principal mercado, usando el proteccionismo del franquismo para hacer frente a otras economías más avanzadas como Gran Bretaña o Francia.

  
Fuente: http://somatemps.me/2014/11/12/la-campana-publicitaria-de-las-cavas-codorniu-en-1939/

Y términamos. Hoy en día Cataluña poseee un Estatuto de Autonomía (el de 1979) que le permite  hacer “casi todo” menos “inventarse la historia“. Y es que “no hay mas ciego que el que no quiere ver

  
Jaén

  

Escudo del Reino de Jaen. Fuente: Wikipedia 

Jaén quizás sea más antiguo que Cataluña y allí se han descubierto yacimientos neolítico que datan de 2.500 A.C, después  campamento cartaginés, antes de la llegada de los romanos, que le dieron el nombre de “Auringis” o “Aurgi“, por la presencia de oro en sus tierras y tras la etapa visigoda y con la dominación musulmana y se llamó en árabe “Geen” (camino de caravanas) 

El “reino de Jaén” si que fue un hecho y deriva del siglo X cuando se constituyó la diócesis de Cástulo (Linares)-Baeza, que pasó a manos de la Taifa de Jaen, perteneciente al Califato de Granada. En 1246 se firmó el llamado “Pacto de Jaen” , entre Fernando III y el Rey Alhamar, constituyéndose el llamado “Santo Reino“, El rey castellano amplió y consolidó sus defensas, convirtiéndola en una plaza fronteriza de gran interés estratégico y trasladando allí la sede del obispado, que hasta entonces estuvo en Baeza, y a partir de 1249 la ciudad acrecentó su pujanza como “capital del reino y obispado prestando inestimables servicios a la corona de Castilla en su calidad de avanzada hacia “tierra de moros”. Hubo cuatro reinos en Andalucía y uno de ellos fue Jaen

  
Los cuatro reinos de Andalucía. Fuente: Wikipedia 

Jaen fue un reino, tuvo su Rey, y hasta un Príncipe y lo fue durante 587 años hasta que en 1833 se estableció la división territorial de España. Su “derecho a la independencia” podría acreditarse en la concesión hecha por Enrique II de una leyenda que orla su escudo de armas, con corona y la inscripción emblemática de “Muy Noble, Famosas et Muy Leal Ciudad de Jaén, Guarda e Defendimiento de los Reynos de Castilla”

  
Mapa del Reino de Jaén del siglo XVI realizado durante el mandato del Obispo de Jaén D. Francisco Sarmiento de Mendoza (1580-1595) Fuente: http://cronistadelopera.blogia.com/2008/102601-lopera-en-el-reino-de-jaen-en-el-siglo-xvi.php

Pero igual derecho podrían  tener también  cualquiera de los otros tres reinos andaluces (Granada, Córdoba o Sevilla) ya que “puestos a pedir la independencia” España tiene una rica historia y hay muchas regiones con más solera que Cataluña para pedirla. 

Pero todo esto no son más que fantasías para celebrar jocosamente  el 28 de Septiembre como el “Feliz Día de la Independencia” ya que los ciudadanos de Jaén (jiennenses, jienenses, giennenses, gienenses, jaeneros, jaeneses o aurgitanos) nunca andaremos convocando plebiscitos, ni quitando banderas españolas de los balcones.

Fuentes: 

Origen de Cataluña. Adolfo Estévez

http://www.citytoursbarcelona.com/castellano/la-historia-de-cataluna

https://es.wikipedia.org/wiki/Reino_de_Jaén_(Corona_de_Castilla)

Acerca de mrjaen

La curiosidad es lo que me mueve a escribir

»

  1. Emilia Martin-caro Lazuen dice:

    ¡Esplendido¡¡

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s