La mayoría absoluta para garantizar una gobernabilidad decente en España son 176 escaños y una vez terminadas las elecciones españolas del 20D  los resultados arrojan un panorama en el que esa mayoría está lejos de alcanzarse, ni por ningún partido ni por posibles coaliciones entre los mismos.

El Partido Popular ha obtenido una “pseudovictoria” con  123 escaños y el PSOE ha quedado como segunda fuerza política con una “victoria  pírrica” de 90 escaños (por cierto el peor resultado de los socialistas en toda la democracia). Podemos se sitúa como tercera fuerza con 42 escaños  y Ciudadanos  (que no ha cumplido todas sus expectativas) se ha quedado con 40 escaños

Lo que más le gustaría a Europa y daría estabilidad a España sería una gran alianza PP-PSOE (como aquella que hizo Merkel en Alemania) que alcanzaría una mayoría absoluta de 213 escaños pero esto es soñar; la posibilidad de una alianza entre PP y Ciudadanos con 163 escaños tampoco estaría mal (aunque les le faltarían 13 escaños para la mayoría absoluta y les sería complicado gobernar) pero no veo que el señor Rivera  esté  “por la labor”. Una tercera opción y suponiendo que C’s se mantenga en sus tesis de no inclinar la balanza hacia ningún lado sería el anuncio hecho anoche de Rajoy de formar gobierno en minoría como la lista más votada pero se me alcanza que lo va a tener difícil y por último, no sería descartable que el ambicioso de don Pedro Sánchez decidiera  “salvar los muebles” de su partido y organizase un guirigay parecido a los pactos que ya ha hecho anteriormente con los chicos del señor Iglesias. De pactar Podemos con el PSOE podrían conseguir una suma de 132 escaños (que podrían llegar a los 134 si le sumamos los 2 escaños de Izquierda Unida) y tendrían una fuerza mayor que el PP para gobernar España.

Con este último  “juego de manos” don Pedro Sanchez podria conseguir su objetivo de”cargarse a Rajoy” obteniendo un pírrico cargo de “Presidente por accidente“pero a cambio de ser un títere en manos de don Pablo Iglesias  y con su muerte  política  y la de su partido (que sería fagocitado por Podemos) garantizados a corto plazo. Espero que “los socialistas serios” no le dejen hacer esta locura,  pero vistos los resultados todo es posible.

  

Las lentejas fueron un alimento habitual en los frentes de la contienda civil española y hubo unas muy famosas a las que llamaron “las lentejas de Negrín” que eran unas sucias legumbres llenas de bichos y sin control sanitario alguno. Me acuerdo cómo las detestaba de niño y como mi madre insistía en que me las comiera a la fuerza ( porque tenían mucho hierro) añadiendo una coletilla en la que me decía: “niño si no te comes hoy las lentejas te las comerás mañana“.

Y eso es lo que ha hecho el señor Rajoy en su campaña electoral. El querer hacernos “comernos sus lentejas a la fuerza” pensando que los españoles no teníamos otro remedio (para salvarnos de la catástrofe)  que votarlo “por huevos“ , por cierto una frase que significa que hay que hacer algo por necesidad ya que deriva de la palabra latina “opus” (“opus est“= es necesario)  que cambió la palabra “opus” por “uebos” 

Su teoría era simple: él era “el mal menor” y como la “calidad” de sus contrincantes era baja los españoles deberíamos de olvidarnos de sus errores y votarlo de nuevo “por uebos”. (después de todo si hay que “comerse las lentejas ” mejor hacerlo cuando están calientes que cuando están frías ¿verdad?). Y así fue como se lanzó a una campaña promocional absurda a base de sentarse (2 de Diciembre) en el sofá de Bertin Osborne (‘En tu casa o en la mía‘) interpretando el papel de “político simpático” comiéndose  unos mejillones con él. 

  

O irse a debatir con María Teresa Campos (‘¡Qué tiempo tan feliz‘! ) para repasar junto a ella las canciones de su vida, desvelándonos  su rutina matutina de hacer deporte y desayunar junto a sus dos hijos.

  

Con estas cosas don Mariano siguió creyendo eso de que ser presidente es “la pera” y se olvidó de los “debates serios” sin acudir a los organizados el 30 de noviembre por EL PAIS y el 7 de diciembre por  Antena 3

  
  

Y si acudió  a un lamentable ‘cara a cara’ con su rival Pedro Sánchez en la Academia de Televisión pero para pelearse con él. A los españoles sólo les quedaron aquellas palabras de don Mariano llamando  “ruin, mezquino y miserable” al señor Sánchez cuando este lo acusó  de no ser una “persona decente” y poco más.

  

Con esta suma de despropósitos no creo que el señor Rajoy esperase que los españoles nos “comiéramos sus lentejas” pero tal vez pensó que tenía aquel “Neutralizador” que usaba Will Smith en la película “Los Hombres de negro” (Men in Black) que borraba la memoria instantáneamente . Un fogonazo y “Flaaaaaasshhhhhhhhhhhhhhhhh ” y los españoles nos olvidáriamos de todo

Todo muy bonito ¿verdad don Mariano? Olvidarnos de sus errores de estos últimos cuatro años  y como estamos en Navidad, las “muñecas de Famosa” seguirán dirigiéndose  al portal y nosotros a las urnas para votarlo de nuevo porque Jesús en el pesebre sonríe porque esta alegre 

Pues ya ve que no señor Rajoy. Muchos de los españoles “no nos hemos comido sus lentejas” 

Acerca de mrjaen

La curiosidad es lo que me mueve a escribir

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s